Oliva Olivo: sobre la violencia en las parejas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Oliva Olivo: sobre la violencia en las parejas

La obra de teatro-cabaret desarrolla una nueva temporada en el foro escénico La Locomotora


Oliva Olivo: sobre la violencia en las parejas | El Imparcial de Oaxaca

Todo empezó con la experiencia personal, con una huella de dolor por la ruptura de una relación. Así narra Paulina Guisa, actriz y dramaturga, el origen de la obra Oliva Olivo, adicta a los patanes, que durante abril desarrolla una nueva temporada en el foro escénico La Locomotora, en Santa Lucía del Camino. 

La intérprete de esta pieza de teatro-cabaret transformó su vivir y sentir en una propuesta con la que, además, invita a reflexionar sobre la violencia en los noviazgos. 

“En ese entonces, notaba que el índice de violencia en las relaciones de noviazgo era muy alto y era alarmante porque muchas conocidas estaban pasando por lo mismo. Creo que gracias a esa mala experiencia decidí sublimar este dolor en algo artístico”, confiesa Guisa. Ella quiso hacerlo mediante la farsa y la comedia, que caracteriza a esta vertiente del teatro.

Originaria de Veracruz, la actriz y dramaturga da vida a Oliva Olivo, personaje creado en 1919 por Elzie Crisler Segar para una historieta que derivó en caricatura animada. Pero que a diferencia del rol secundario al que fue relegada tras la aparición del marino Popeye, Oliva Olivo recupera su sitio gracias a la obra de Guisa. 

Desde el 2 de abril y durante los días 9, 16 y 23 del mismo mes, este “espectáculo de cabaret político mexicano” ofrecerá funciones en La Locomotora, bajo la dirección de Andrea Maliachi. Comedia, sátira y humor adaptados al contexto de cada lugar y momento aderezan una propuesta en la que el público se convierte en interlocutor y parte de la obra misma.

Descrita como “adicta a los patanes”, Oliva funda un grupo de personas que, como ella, son “adictas a relaciones tóxicas”. Es con este grupo (público asistentes) con quien comparte un “peculiar tratamiento de sanación emocional”, pero que ella misma tendrá que poner a prueba.

Paulina Guisa aclara que al escribir la obra no quería enfocarla únicamente en “la violencia a la mujer porque también hay un pequeño sector, pequeño, que es la violencia que sufren los hombres”. Si bien subraya que esta es menor, consideró importante reflexionar sobre la otra parte, mediante un co-protagonista: Teclas, el ayudante y quien musicaliza la sesión terapéutica de Oliva.

“Este personaje ha sido violentado también y parte de la dinámica de la obra es que así como ha sido víctima, también ha sido victimizador”, comenta la autora sobre el rol a cargo de Christian Navarro.