Indumentaria mazateca, nuevo objeto de plagio | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Indumentaria mazateca, nuevo objeto de plagio

La marca australiana se suma a la lista de empresas internacionales de alta costura que en últimos años ha lucrado con diseños de textiles de comunidades de Oaxaca y el país, entre ellos los de San Antonino Castillo Velasco, Tlahuitoltepec y Valle Nacional


Indumentaria mazateca, nuevo objeto de plagio | El Imparcial de Oaxaca
InText ADEQ

Un nuevo caso de presunta apropiación cultural o plagio ha llevado la indumentaria tradicional de Oaxaca al mundo de la alta costura. Vendido por la marca australiana Zimmerman, el huipil de Huautla de Jiménez es el nuevo objeto de lucro de una lista que engrosan Carolina Herrera, Star Mela, Intropia, Rapsodia Isabel Marant-Antik Batik y otros sellos o diseñadores.

HUIPIL DE HUAUTLA

El huipil que portan las mujeres de Huautla recrea los caminos de la región, cultivos como el café, los ríos o la flora y fauna de la zona. Pero ahora un diseño de la marca de lujo y moda lo presenta como un minivestido-túnica de lino, con canesú de tul redondo, bolsillos laterales y ribetes de cinta”. Y que además cuenta con volantes, adornos de cinta, bordado de punto de cruz y un cinturón tejido con borlas.

La presentación de la prenda, como parte de la colección Resort Swim, no ha pasado desapercibida en las redes sociales Twitter y Facebook. Ya se acumulan comentarios y respuestas que en su mayoría apuntan a un plagio o apropiación cultural. En una revisión a la tienda en línea de la marca, además de la indumentaria de Huautla se observó un par de vestidos en color amarillo cuyo diseño se asemeja a los bordados de Jalapa de Díaz.

Desde Facebook, la cocinera tradicional y artesana Emma Méndez llamó a no permitir que “nuestra identidad cultural”, en este caso a través del huipil mazateco de Huautla de Jiménez, sea etiquetada o apropiada por marcas y tiendas como Zimmermann.

Marcas como estas, dijo, plagian la autenticidad y menosprecian “el trabajo maravilloso, honrado y aplaudido de nuestros artesanos y artesanas. Como mujer mazateca alzo mi voz para rescatar y preservar el origen de la tierra que me vio nacer”. 

“Una apropiación cultural que no se debe permitir. Nuestro origen, así como cada bordado, cada artesano y cada huipil que son nuestra identidad merecen respeto”, es el exhorto de la artesana cuyas palabras han sido replicadas por varias personas en la red social.

En las publicaciones de Facebook y Twitter donde Zimmermann promociona el “vestido-túnica” los comentarios y respuestas remarcan una apropiación cultural, el plagio de la indumentaria y textiles de Oaxaca.

“Otra marca que plagia bordados indígenas de la zona mazateca” es una de las respuestas al tuit de la marca de las hermanas Nicky y Simone Zimmermann, y en el que se etiquetó a la senadora por Oaxaca Susana Harp Iturribarría.

Hasta ayer, ni la Secretaría de Cultura ni su titular, Alejandra Frausto, se habían pronunciado ante el nuevo caso que abre el debate sobre el plagio y la apropiación cultural de las culturas originarias del país.

OTROS CASOS

En los últimos cinco años, diversas comunidades del estado han sido objeto de plagios por parte de diferentes marcas y diseñadores. Entre ellas están Santa María Tlahuitoltepec, cuya indumentaria usó la francesa Isabel Marant para la colección Étoile de la marca Antik-Batik; San Antonino Castillo Velasco, con un bordado y huipil recreados por Rapsodia, así como los huipiles de San Juan Bautista Tlacoatzintepec y Valle Nacional, cuya iconografía y bordados terminaron en las marcas Intropia y Star Mela, respectivamente.