Voces de las artes en San Francisco Ixhuatán | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Voces de las artes en San Francisco Ixhuatán

En el Encuentro de Escritores en Guidxi yazase se obsequió “Los hombres que dispersó la danza”


Voces de las artes en San Francisco Ixhuatán | El Imparcial de Oaxaca

Por VÍCTOR TERÁN

Una fiesta de letras, libros, diálogo, música, amistad y compartencia fue el Tercer Encuentro de Escritores y Feria del Libro organizado por el Ayuntamiento de San Francisco Ixhuatán, Oaxaca, durante los días 4 y 5 de diciembre. Dos días de lecturas de poemas y cuentos; de trova istmeña con cantores juchitecos: Feliciano Marín y Gustavo López; de presentación de libros de Víctor Toledo, Manuel Matus y Andrés Henestrosa; de inauguración de la Casa de la Cultura y el mural Río de Ostuta pintado por el extraordinario pintor y ser humano Shinzaburo Takeda, y el reconocimiento a don Andrés Henestrosa por su poesía extraordinaria y libro Los hombres que dispersó la danza.

Un evento, bajo los cuidados sanitarios por la pandemia, que demostró la sensibilidad política y artística de las autoridades locales, quienes donaron guitarras al Club de música de la Casa de la Cultura y editaron mil ejemplares del libro de mitos y leyendas zapotecas Los hombres que dispersó la danza, libro que distribuyeron de manera gratuita a la comunidad, y a los niños y jóvenes de las escuelas de educación básica de la localidad.

La edición y distribución gratuita del libro Los hombres que dispersó la danza a la comunidad de Ixhuatán por parte de su presidente Florencio de la Cruz Valdivieso es un hecho inédito y extraordinario en Oaxaca, donde predominan autoridades miopes y analfabetas artísticos; harían bien las autoridades oaxaqueñas de imitar esta acción para provocar y estimular la lectura en nuestros pueblos, que nos ayuden a pensar, sentir y ver el mundo común con nuevas perspectivas para arrinconar la ignorancia y toda injusticia.

Hoy que el signo nacional es la preocupación por la pandemia y sus efectos en la salud y en la economía familiar, se hace necesario redoblar y multiplicar esfuerzos para hacer relevante la vida emocional y el acompañamiento solidario. Y es la literatura, el arte, “el único instrumento que tenemos para comprender y comunicar nuestras experiencias y emociones más profundas. Sin este lenguaje, las personas ya no podrán comunicar lo que yace en lo profundo de su ser. Si no leemos, si no nos acercamos al arte, el único lenguaje que nos quedará es el lenguaje corporal, que es por definición violento”, como decía el premio Nobel Joseph Brodsky.

Felicitaciones a Ixhuatán, particularmente al edil Florencio de la Cruz Valdivieso por su afán de trabajo por su pueblo, por el impulso a la lectura y cultura, y su atenta y obsequiosa persona. ¡Si la vida nos lo permite, nos vemos el próximo año en Guidxiyaza, que sus autoridades en sesión de cabildo acordaron realizar un IV Encuentro de Escritores en la primera semana de diciembre del próximo año!

Cierro esta nota con el exhorto de Federico García Lorca: ¡Libros!, ¡libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir: “amor, amor”, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras.