Artesanos de Oaxaca exportan cubrebocas a México y EU
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Artesanos de Oaxaca exportan cubrebocas a México y EU

La incursión de las artesanas en este mercado es resultado de la emergencia sanitaria

Artesanos de Oaxaca exportan cubrebocas a México y EU | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

OAXACA.

Pajaritos de colores, flores grandes y grecas, característicos de los bordados de las regiones de la Cuenca del Papaloapan, Istmo de Tehuantepec y Valles Centrales están en el estampado de los cubrebocas, elaborados en talleres artesanales indígenas de Oaxaca.

La incursión de las artesanas en este mercado es resultado de la emergencia sanitaria, que hizo escasear el producto en farmacias y centros comerciales.

Las artesanas optaron por hacer los bordados a mano y, otros en telar de pedal y cintura, como habitualmente confeccionan sus prendas, que ya han llegado a las ciudades de Oaxaca, México y otras de Estados Unidos.

Los colores de nuestro cubreboca nos animó el rostro, apesadumbrado por el cierre preventivo de nuestra fuente de empleo ante el avance del coronavirus”, relató Luz Karen Benítez Lucio, diseñadora y promotora.

 

Una vez confeccionados, nos tomamos una foto para compartir la iniciativa entre nuestras amistades. De ninguna manera había ningún propósito comercial. Los comentarios favorables fueron espontáneos, entonces pidieron precios y demandaron diseños”, dijo.

Al valorar el interés que causaron las máscaras, Karen lo comentó con las familias que participan en el colectivo, las cuales estuvieron de acuerdo en plasmar su creatividad en las prendas, consideradas de gran ayuda para evitar el contagio.

Entre los bordados destaca el chinanteco de San Lucas Ojitlán y Valle Nacional; el de telar de pedal, de Villa de Mitla; las flores y la cadenilla, de Istmo de Tehuantepec.

Además de los paisajes de los indígenas amuzgos, todas las mascarillas son con doble filtro y doble capa (lavables) con toque artesanal.

Precisó que al día se confeccionan menos de 20 piezas, por su manufactura artesanal, de ahí que cada pieza es única e irrepetible. “Se trabajan por unidad, y tienen un valor de 150 pesos”, subrayó.

“Las personas interesadas nos contactaron a través de mi cuenta en la red social de Facebook, por lo que la promoción ha ido de boca a boca”, relató la promotora de esas prendas.

 

Relacionadas: