La crisis por Covid-19 le pega duro al sector artesanal
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

La crisis por Covid-19 le pega duro al sector artesanal

Para el director del MEAPO, la contingencia por la pandemia del Covid-19 ya muestra efectos en las economías del sector, por lo que considera necesario que autoridades diseñen estrategias para apoyarlo

  • La crisis por Covid-19 le pega duro al sector artesanal
  • La crisis por Covid-19 le pega duro al sector artesanal
  • La crisis por Covid-19 le pega duro al sector artesanal
  • La crisis por Covid-19 le pega duro al sector artesanal
  • La crisis por Covid-19 le pega duro al sector artesanal

Cuando era niño, temas como el calentamiento global o las pandemias eran cosa de ciencia ficción. “Pero ahora sí son temas de reflexionar, puesto que lo estamos viendo en la realidad, y a veces la realidad es más fuerte”, relata Carlomagno Pedro Martínez, director del Museo Estatal de Arte Popular Oaxaca (MEAPO). Para el creador originario de San Bartolo Coyotepec, una comunidad alfarera de la región Valles Centrales del estado de Oaxaca, la pandemia del Covid-19 es parte de esa realidad. La de un presente que arrastra, además, afectaciones económicas para las familias y creadores de lo que también denomina como el arte genuino de los pueblos.

Y aunque piensa que momentos como éste son para recapacitar, para ayudar a la sociedad a ser más sensible, a ver las cosas con más seriedad y pensar ya en la contaminación, en la salud, no deja de lado su sorpresa porque esa ficción de su niñez sea una realidad. “Nunca pensé que íbamos a estar como en una película de ciencia ficción, estar confinados en nuestras casas para no agrandar eso (la pandemia), no contagiarse”, suelta mientras lleva esos pensamientos a otro plano práctico. El que impacta en la economía de los grupos sociales con más vulnerabilidad en el país, por ejemplo el de “los artesanos de Oaxaca”.

Para ello, ahonda, bajan sus ingresos. “Al estar cerrado todo no hay un mercado. En Oaxaca, y me incluyo porque en mi familia todos trabajan el barro negro, estamos muy dependientes de los compradores que vienen del país e internacional”.

Con sus amigos o conocidos, ha visto cómo se han cancelado los viajes y exposiciones que tenían como fin el impulsar la proyección del sector y sus ventas. Así como las actividades ligadas a la Semana Santa de la fe católica, en la que se observaba hasta ahora una temporada de inyección muy importante a la economía del sector artesanal de Oaxaca.

Pero no solamente los artesanos o los campesinos resienten los impactos de la pandemia, reconoce, pues esto abarca a “todo el sector marginado de la sociedad”, que verá más acentuados los efectos de la pandemia o las medidas para mitigarla. “Ya se está viendo que a los tianguis locales no va la gente, las autoridades están haciendo restricciones, que creo son con responsabilidad, y nos están dando instrucciones de que se cierren los espacios”. Como el museo que dirige él en su comunidad natal.

LAS MEDIDAS PREVENTIVAS

En San Bartolo Coyotepec, como en otras comunidades del estado, se implementaron varias medidas para evitar la propagación de la enfermedad, ligadas a las disposiciones estatales y federales. Por ejemplo, se suspendieron las fiestas religiosas que en esta temporada iban acompañadas de una expoventa artesanal.

Pero con estas medidas y la reducción de visitantes también han bajado las ventas de las más de 800 familias dedicadas a la alfarería de barro negro, que prácticamente abarcan a la mayoría de los 5 mil habitantes de este poblado de los Valles Centrales.

Las autoridades federales han hecho hincapié en el ideal de medidas más drásticas para que el Covid-19 no se propague de manera muy acelerada. Eso, si existiera una distribución equitativa de la riqueza. Sin embargo, el llamado a quedarse en casa ha contemplado, como señala el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, una mediación entre el impacto social y el de salud, pues hay quienes viven al día y en la mayoría de las veces en la economía informal.

¿Las y los artesanos o creadores del arte genuino se ven orillados a estar en este sector en condiciones de mayor vulnerabilidad? 

Carlomagno Pedro considera que sí. “Es un sector que depende de su producción, de la manufactura de las artes populares y han estado otras alternativas, como en los pueblos donde se trabaja el campo, están haciendo más para tener la subsistencia necesaria para sus familias. Las crisis le pegan muy duro al sector artesanal”, enfatiza el director del MEAPO, el ente que reúne y vincula a los creadores del arte genuino con otras disciplinas y exponentes de otras artes. 

“Recuerdo el 2006 (año en que estalló un movimiento social en la entidad, ligado a las protestas de los docentes) y lo de Nochixtlán (en junio de 2016, con el desalojo de docentes y padres de familia por parte de policías federales), todas esas situaciones y acciones repercutieron muchísimo en las familias y pueblos artesanos de Oaxaca”, ejemplifica como acontecimientos que como éste influyen en el sector artesanal.

LOS IMPACTOS EN EL SECTOR ARTESANAL

Él percibe esa preocupación e impactos en un estado que según estimaciones del Instituto Oaxaqueño de las Artesanías (IOA) contaba en 2017 con cerca de 60 mil personas dedicadas a la creación artesanal. Y éstas a su vez eran parte de los cerca de 13 millones que en ese rubro contabilizaba para el mismo año el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI.

Ahora, la incertidumbre de la que habla Carlomagno se vincula con las medidas que desde lo gubernamental impactan en programas o actividades enfocadas al sector artesanal. En Oaxaca, con la suspensión del noveno certamen del juguete popular oaxaqueño y de la que sería la primera muestra artesanal “Pueblos indígenas”, que se llevaría a cabo del 19 al 22 de marzo. Así como el cierre temporal de la tienda Aripo en la ciudad de Oaxaca, a cargo del Instituto Oaxaqueño de las Artesanías.

Aunque estas medidas son de seguridad y de prevención, al final impactan en el sector artesanal del estado, remarca Pedro Martínez sobre programas o actividades suspendidas y canceladas, las que siguen la pauta de la Jornada Nacional de Sana Distancia del gobierno federal y que se extiende, por ahora, hasta el 19 de abril. 

CANCELACIÓN DE ACTIVIDADES

Para esa fecha, con la cancelación de las actividades litúrgicas de Semana Santa estarían también la expoferia que en esa temporada se realiza en la ciudad de Oaxaca, y que reúne a por lo menos 160 artesanas y artesanos. La cifra se estima tomando en cuenta la última edición de dicha expoferia de Semana Santa, hecha en abril pasado con creadores de las ocho regiones del estado, de las ramas textil, metalistería, orfebrería, talabartería, labrado de jícara, madera tallada, alfarería y cerámica, entre otros.

Pero como ésta, se organizaban otras expoferias en otras poblaciones. Una de ellas San Bartolo Coyotepec, de la que es originario Carlomagno. Ahí las ventas de esta temporada se consideran entradas especiales de dinero para las familias, pues acuden muchos turistas, ya las familias del tianguis artesanal aseguraban una buena venta. 

Por ahora, el creador espera que “pasando la contingencia vuelvan a restaurarse (las ventas) y la gente entre con más ganas de trabajar y sacar adelante la economía de nuestro estado”. En tanto se pasa a un mejor escenario, piensa que si desde lo gubernamental hay fondos especiales para contingencias, éstos deberían de emplearse a beneficio de los talleres artesanales, de los creadores.

“Los especialistas en la materia deben de pensar en una solución para que nuestro sector no resienta tanto lo que ya está resintiendo y a futuro tenga uno forma de fortalecerse otra vez. Y que el sector hacendario, el del turismo, sobre todo el Instituto Oaxaqueño de las Artesanías y el Fonart (Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías) vean la forma de cómo hacer más pedidos a los talleres artesanales de todas las ramas artesanales del estado de Oaxaca y del país”, subraya.

 

Relacionadas: