Mujeres celebran al barro | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Mujeres celebran al barro

La exposición De Mujeres y Barro, Xsten Rha Unaa Chi¡baiin, llegará este 8 de marzo a las 12 horas, al Museo Estatal de Arte Popular Oaxaca de San Bartolo Coyotepec, para revelar una comunidad que surgió a través de la cerámica ancestral.


  • Mujeres celebran al barro
  • Mujeres celebran al barro

Por: José Luis Pérez Cruz.

Mujeres ceramistas de tres comunidades de los Valles Centrales de Oaxaca y las integrantes del colectivo Arte Mujer Oaxaca (ARMO) hace tres meses decidieron emprender juntas un viaje creativo a la cerámica, como una habilidad que integra la naturaleza, la comunidad y la estética, práctica que desembocará en la exposición De Mujeres y Barro, Xsten Rha Unaa Chi¡baiin.

Una de las salas del Museo Estatal de Arte Popular Oaxaca (MEAPO), asentado en San Bartolo Coyotepec, será el espacio donde alrededor de 60 piezas sean reveladas este 8 de marzo a las 12 horas. Obras que conjuntan culturas ancestrales del arte en barro de Oaxaca, y la trayectoria de artistas plásticas y visuales.

A la par de la exposición, en el patio del MEAPO, el público asistente podrá mirar o comprar esculturas y objetos utilitarios que se producen en los talleres de las maestras ceramistas de San Marcos Tlapazola, San Bartolo Coyotepec y Santa María Atzompa.

Este proyecto se emprendió con la búsqueda de los talleres de cerámica oaxaqueña, luego las maestras del arte popular oaxaqueño aceptaron trabajar con las artistas plásticas, escultoras y fotógrafas, quienes traían en bocetos y en la mente los proyectos a realizar.

“En este proceso descubrimos la técnica, barros con mucha historia, ancestrales, técnicas de cocción de la cerámica que pertenecen a los pueblos antes de la llegada de los españoles, fue un descubrimiento, cada una pudo descubrirse a sí misma con la herencia cultural que ha caminado en el tiempo”, detalla la artista Esther León Padilla.

Para las integrantes de ARMO, la cerámica es fundamental en el origen de la cultura y del arte, “el punto de encuentro entre arte y artesanía en Oaxaca es particular, ya que la artesanía está a un nivel que a menudo supera al arte de las galerías, pues ambas se encuentran a la par y no solo eso, conviven y se retroalimentan sin negarse una a la otra”.

Paola Capon, otra de las integrantes de ARMO, opina que De mujeres y barro las llevó al origen de estas culturas, donde el barro unió a las maestras ceramistas con este colectivo conformado por artistas que tienen el factor común de crear en Oaxaca, una tierra que da mucho para su inspiración.

“Este concepto que proponemos es un homenaje a los cuatro elementos: agua tierra, fuego y aire; además, vamos a cumplir un año como colectivo ARMO en este marzo y pensamos celebrar con esta exposición, que también coincide con el Día Internacional de la Mujer”.

Las artistas del colectivo Arte Mujer Oaxaca reconocen la creación de las mujeres en la preservación de la cultura, que les permite disfrutar de la diversidad de la vida. La naturaleza primigenia de la cerámica las condujo a incentivar su imaginación y a expresarse con lenguajes plásticos en plena libertad.

Para la artista plástica Esther León Padilla la experiencia fue enriquecedora, “nos organizamos poniendo nuestra mejor parte, las maestras ceramistas se llevaron una experiencia grata y aprendieron de las artistas, y con este intercambio ellas obtuvieron nuevas formas de creación y de hacer escultura, porque cotidianamente hacen piezas utilitarias”.

Las integrantes de ARMO trabajaron en los talleres de maestras ceramistas de San Marcos Tlapazola, Santa María Atzompa y San Bartolo Coyotepec, comunidades alfareras por excelencia, experimentaron técnicas ancestrales en horno de leña, en lo que ellas definen como un maratón de cerámica.

“Ahora tenemos una idea más clara del trabajo que implica cada pieza que elaboran las maestras alfareras, toda su labor previa y la maestría en poder logar esta unión de materiales, creo que todas nos quedamos con ganas de experimentar más”, asegura la artista Paola Capon, en relación con la muestra que estará en el MEAPO hasta la primera semana de mayo.

En este primer año de ARMO fue de mucha actividad para sus integrantes, con mucho trabajo y con varias exposiciones en México y Estados Unidos; y aunque no siempre participan sus 60 integrantes en el mismo proyecto, porque los espacios para tantas artistas son difíciles de conseguir, cada una de ellas tiene la libertad de acercase a los proyectos que surgen en comunidad.


 

Relacionadas: