Emiliano Cruz, un "talentoso que cultivaba su lengua materna"
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Emiliano Cruz, un “talentoso que cultivaba su lengua materna”

Con la creación de un premio nombrado como él, el CaSa y la FAHHO reconocerán a personas que se han dedicado a la promoción de lenguas originarias de México

Emiliano Cruz, un “talentoso que cultivaba su lengua materna” | El Imparcial de Oaxaca

Emiliano Cruz Santiago era un joven “talentoso que cultivaba su lengua materna: el zapoteco”. El originario de San Bartolomé Loxicha, Oaxaca, tuvo, sin embargo, “una escaza carrera de 10 años”, señala el lingüista Micahel Swanton.

Pero en ese periodo, el ya fallecido logró hacer un diccionario y dedicarse al estudio gramatical u otros proyectos relacionados con el idioma de sus ancestros y propio, recuerda el integrante del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Para Swanton, Emiliano consiguió hacer más que muchos de sus colegas lingüistas.

“Desde los 19 años hasta su muerte repentina a los 29 años, Emiliano dedicó su vida a la documentación, descripción y promoción de su lengua materna, el dí’zdéh. Solo y en colaboración, Emiliano llevó a cabo diversos proyectos como la recopilación de un diccionario, una colección de cuentos, una antología de creencias tradicionales, una novela, libros infantiles, un proyecto de etnobotánica, talleres de ortografía, concursos de poesía y canto y más, todo en zapoteco”, detalla un documento de la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova, de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca.

Emiliano murió en el año 2015, luego de padecer hipocalemia, una enfermedad que lo mantenía con bajos niveles de potasio y le generaba ataques paralíticos. Ahora, su vida y obra serán recordadas con un premio que crearon el Centro de las Artes de San Agustín, CaSa, y la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca.

Del nuevo galardón se une a los Premios CaSa de creación literaria en lenguas originarias de Oaxaca. Con éste, además de recordar a Emiliano Cruz (Oaxaca, 1986-2015), se reconocerá a personas que promueven sus lenguas de manera individual o colectiva bajo su propia iniciativa, sin que éstas se enmarquen o sean parte de sus labores institucionales.

Estas formas de promoción abarcan “cualquier iniciativa creativa, desde la producción de recursos electrónicos hasta la creación de arte incluyendo literatura y música o la elaboración de material didáctico”, detalla la convocatoria presentada este fin de semana en la ciudad de Oaxaca. Además de que el premio “se abre a cualquier lengua indígena nacional o lengua minoritaria de Oaxaca”. Quien gane la edición obtendrá un reconocimiento y dará una conferencia en la que compartirá sus experiencias con el público.