Nagula Buaj, una obra sobre identidad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Nagula Buaj, una obra sobre identidad

La pieza creada por Mateo López, un niño de ocho años, fue ganadora estatal del Programa Nacional de Teatro Escolar

Nagula Buaj, una obra sobre identidad | El Imparcial de Oaxaca

La obra De cómo se borra la memoria o de cómo Nagual Buaj se va a cielo inició funciones recientemente en escuelas de las regiones Valles Centrales y la Mixteca. Ganadora de la reciente convocatoria del Programa de Teatro Escolar, la pieza basada en el libreto de Mateo López, cuando contaba con ocho años de edad, se ha presentado en instituciones de municipios como Teotitlán del Valle, Santiago Matatlán, Santa María Coyotepec, Huajolotiltán y Oaxaca de Juárez.

La obra es dirigida por Alejandra Pérez Santiago y cuenta con equipo multidisciplinario que a través de la actuación, música, vestuario, danza y otras áreas o expresiones, recrea una trama sobre identidades, sobre la preocupación de un menor por hablar un idioma que como el zapoteco de su natal Xoxocotlán, no siempre puede usar en contextos distintos.

De cómo se borra la memoria o de cómo Nagual Buaj, fue escrita por Mateo entre los años 2014 y 2015. Recientemente, la pieza cedida para el grupo que la desarrolla espera tener alrededor de 40 funciones a partir en este año.

“Creemos que se puede realizar un trabajo multidisciplinario y que sí se puede trabajar porque las artes sean un punto de convergencia”, ha señalado la directora de la obra en una entrevista previa sobre la propuesta que trabaja un equipo de bailarines, actores, músico, escenógrafo y demás personas que desde distintos grupos y áreas.

Entre las regiones que contempla la serie de funciones están Valles Centrales, Sierra Norte y Sierra Sur, pues como ha mencionado Pérez Santiago, se pretende evitar la centralización de la oferta cultural, al observar que “la mayoría de los programas se oferta únicamente en la ciudad, en el centro”. Se trata de “llevar el teatro a la comunidad y no la comunidad al teatro”, ahonda.

Mediante la fantasía, la obra aborda una realidad en la que se sufre de discriminación, migración y pérdida de identidad. “Habla sobre aspectos de la migración, es bilingüe (zapoteco-español) y sobre todo me llamó mucho la atención que debemos de ver a los niños que están haciendo teatro”, ha compartido la directora de la pieza.

Asimismo, que se trata de “una obra libre de prejuicios, enfocada en el valor que debemos de darle a todos los niños, sobre todo a los hablantes de alguna lengua indígena”.

 

Relacionadas: