Tamales, tradición prehispánica: del Día de Reyes a la Candelaria
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Tamales, tradición prehispánica: del Día de Reyes a la Candelaria

La costumbre de dar los tamales es una fusión entre las tradiciones del México prehispánico y el cristianismo traído por los españoles.


Tamales, tradición prehispánica: del Día de Reyes a la Candelaria | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet.

El Día de Reyes es una tradición que se celebra en México con regalos, mismos que de acuerdo a la tradición católica, representan los presentes que recibió el Niño Dios de los Reyes Magos.

En esta fecha, 6 de enero, es costumbre partir una rosca donde la persona afortunada en sacar “el monito”, será el o la encargada de poner los tamales el 2 de febrero, día de la Candelaria.

La rosca de reyes, simboliza el amor de Dios, porque no tiene principio ni fin, además de que este alimento es adornado con frutas secas que simulan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos.

Al interior de esta rosca se esconde una figura del Niño Dios, lo que quiere decir el momento cuando María y José escondieron a Jesús de Herodes, quien al enterarse que había nacido el Rey de Reyes, ordenó matar a todos los niños pequeños, además de que el cuchillo representa el peligro en el que se encontraba el niño Jesús.

Esta rosca se parte cada año el 6 de enero, y quien tenga la fortuna de encontrar al niño entre el pan, se convierte en su padrino, y que de acuerdo a la tradición católica, deberá vestirlo con ropas nuevas y llevarlo a bendecir a la iglesia el 2 de febrero, en donde además deberá ofrecer a los invitados una fiesta donde los tamales y el atole no deben faltar.

Sin embargo, la costumbre de dar los tamales en esta fecha, es una fusión entre las tradiciones del México prehispánico y el cristianismo traído por los españoles.

Antiguamente los mexicas festejaban el inicio del ciclo agrícola y a Tláloc Dios de la lluvia el 2 de febrero, para ellos el tamal era un alimento ceremonial importante en las ofrendas que hacían para comenzar el nuevo ciclo agrícola.

Sin embargo a la llegada de los españoles, esta celebración prehispánica coincidía con los 40 días de purificación de María al dar a luz y la presentación de Jesús en el templo.

Es por ello, que al juntarse ambas festividades surge la tradición que al apadrinar al niño Dios y al presentarlo en la iglesia, el padrino debe invitar los tamales y el atole.

Ahora que ya sabes el significado de dar los tamales en estas fechas, disfruta de un pedazo de rosca de reyes, y esperar si eres el afortunado en regalar este rico platillo el 2 de febrero.


 

Relacionadas: