Retorno a las vías, retorno al ferrocarril
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Retorno a las vías, retorno al ferrocarril

La ilustración de Abril Salgado y poesía de Nadia López emergen entre las fotografías del transporte ligado al progreso de Oaxaca


Hasta hace 125 años, viajar de Oaxaca de Juárez a la Ciudad de México era una hazaña. Había que destinar no sólo 14 días para el traslado, sino una fuerte suma de dinero. Pero la odisea dejó de serla en 1892, cuando en la otrora Verde Antequera se inauguró la Estación del Ferrocarril Mexicano del Sur. Y con ello la reducción del viaje a 14 horas.

La ciudad comenzó una nueva etapa marcada por la conexión con otras urbes y el impulso al progreso que ya se observaba con los bancos de la época, el comercio y los tranvías de mulitas. Se dio la pauta a los tianguis que aún sobreviven en los Valles Centrales, y a un sinfín de historias que quedaron plasmadas en las fotografías del archivo de la estación. Ahora, la ilustración de Abril Salgado y la poesía de Nadia López reescriben esos pasajes de la vida ligada a las vías, al ferrocarril que aunque dejó de operar sigue vivo en un espacio que alberga dos museos.

Retorno es la propuesta que reúne a ambas artistas, cuyas obras estarán abiertas al público del 3 de agosto y hasta mediados del mes de octubre, en el Museo Infantil de Oaxaca, MIO (calzada Madero 511, barrio del Ex Marquesado).
Añoranza y memoria son claves en la exposición que intenta mostrar cómo la naturaleza resurge en el camino construido y destruido en torno a ese progreso. Como un río que vuelve a su cauce, lo hace la vida. Pero lo hace desde la creación de nuevos mundos e historias sobre los existentes, en planos donde habitan el presente y el pasado.

Y para ello, Abril Salgado intervino 10 fotografías, con ilustraciones que retoman la naturaleza, dando como resultado una serie de historias. Con sutileza, explica, introdujo colores y texturas que cambian la imagen original, mas no la destruyen.

“Antes era mucho más difícil para mí intervenirla (la fotografía), por el peso histórico que tiene y el valor como imagen”, comparte Abril sobre una faceta en su labor que le ha llevado a reinterpretar imágenes y no textos, como suele ocurrir en los proyectos de ilustración.

Sus imágenes fueron el punto de partida para la poeta Nadia López (Premio Cenzontle 2017 por el poemario Tierra Mojada), quien escribió 10 poemas en mixteco.

En este ejercicio, los textos de Nadia se mezclan con las historias de antaño, cuando el ferrocarril llevaba era usado lo mismo para viajar por gusto a México, a Puebla o a Orizaba, o para servir en el intercambio comercial de artesanías, productos perecederos y mezcal.

Como si se tratara de su propia vida, que Nadia ha visto marcada por la migración (primero de sus padres y luego de ella misma junto a sus progenitores o sola), las ilustraciones de abril parecieran incluir también esa historia de la poeta.

“En esa historia que yo contaba a través de un personaje, al final ella se volvía el personaje de la historia, pero ella más todas sus historias que tiene de niña, más las historias inventadas. Siento que es muy lo que ella representa en esa imagen, pero no lo hice con ese fin, sino que cada uno pueda ver sus historias a través de sus imágenes”, agrega Salgado.

Cada texto de Nadia e ilustración de Abril hablan del recuerdo, de lo que el tren significó para muchas personas. De esa añoranza por un transporte que ya no está, pero que sigue a través de las historias.

 

REINTERPRETAR Y REVALORAR LA IMAGEN

Abril Salgado se reconoce como una persona a la que le encanta la fotografía, no para practicarla, sino para mantener sus recuerdos. Es afecta desde la niñez a los estuches donde atesora cartas, postales e incluso dibujos de su infancia.

Con un trabajo de intervención a las fotografías, “la idea es pensar que a esos mismos recuerdos les puedes dar más fortaleza y valor, agregando una letra o un dibujo”.

¿Pero hasta qué punto intervenir una fotografía para conseguir ese fin? Abril dice que lo primero es pensar en la historia que se tiene y se quiere contar, y a partir de ello hacer una secuencia.

“Aquí no estoy traduciendo texto, pero sí una imagen. A partir de eso creo una historia con los personajes, incluso si no hay personajes, con un árbol, con una flor; aquí con el ferrocarril.

La exposición Retorno es la primera de una serie de proyectos en que se intenta involucrar a artistas con el acervo, recién rescatado, del Ferrocarril Mexicano del Sur. La muestra abre el viernes 3 de agosto, a las 17:00 horas, en el Museo Infantil de Oaxaca.


 

Relacionadas: