Recital de arpa y viola | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Recital de arpa y viola

La Casa de la Cultura Maestro Antonio Martínez Corro fue el escenario en el que Patricia Elizabeth Vázquez Jiménez y Ana Alicia Martínez Rivera presentaron el magno concierto de arpa…


  • Recital de arpa y viola
  • Recital de arpa y viola

La Casa de la Cultura Maestro Antonio Martínez Corro fue el escenario en el que Patricia Elizabeth Vázquez Jiménez y Ana Alicia Martínez Rivera presentaron el magno concierto de arpa y viola.

La presentación inició con la sonata No. 2 de Johann Sebastian Bach, interpretado por Ana Alicia Martínez Rivera, quien hizo resonar con gran talento las cuerdas de la viola, al tocar las partituras de Prélude, Allemande, Corrente y Gigue; después, Patricia Elizabeth tomó posesión frente al arpa.

Las cuerdas del instrumento comenzaron a vibrar para conformar la melodía Chanson de Mai de Alph Haseelmans, provocando entre el público un silencio de reverencia, como si el sonido de las notas los elevara en lo espiritual, pues para muchos la primera vez que escuchan el instrumento más antiguo en el mundo de la música asociado a lo celestial.

El concierto continuó, alternadamente la viola con sus partituras, en otras el arpa y en algunas se conjuntaron ofreciendo al público temas como Capriccio Hommage a Paganini,Op.55 de H. Vieuxtemps, Une Chatelaine en sa tour de Fauré, Prélude de Variation Franck, transcripción de Bruno Monsaingeon y Suite pa su meche de Eugenio Toussaint.

Viola y arpa dialogaron con las notas de cada pieza, que ni aún la ruptura de una cuerda del arpa fue obstáculo para que el púbico disfrutara del talento musical y como recompensa para sus ejecutantes, fueron los nutridos aplausos que de pie les ofrecieron, por lo que las concertistas regresaron al escenario para despedirse con la obra de Astor Piazzolla, Café 1930.

Patricia Elizabet, originaria de la Ciudad de México, pero con ascendencia oaxaqueña, explicó que gracias a la colaboración y coordinación de la regidora de Educación, Cultura y Deportes Leydith Cruz Chávez y del director de cultura Carlos Peral, se dio la oportunidad de traer por primer vez a Huajuapan el arpa clásica de concierto y que la población conociera el instrumento.

Afirmó que el arpa existe desde la prehistoria pues existen algunos grabados en la ciudad de Tebas que datan del siglo XVIII antes de Cristo y que con el tiempo se ha perfeccionado.

Desde niña se relacionó con los instrumentos porque su padre es músico de opera en el Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México, y teniendo la cercanía con la sinfónica, se inició tocando el violín para luego decidir especializarse en el arpa.

Sin demeritar otros instrumento, comenta que para ejecutar el arpa se requiere de gran destreza y coordinación tanto en las manos como en los pies, pues dicho instrumento actualmente se compone de siete pedales y el pie derecho maneja cuatro de ellos, con tres peldaños cada uno y el pie izquierdo tres pedales con tres peldaños, en tanto la mano derecha produce la melodía y la izquierda la armonía.

“Es como un piano, pero más complejo por el manejo mecánico de los pedales, que se necesita una destreza, una independencia en las extremidades porque hacen funciones diferentes”.

Agradeció la respuesta del público que calificó como favorable, al considerar que el instrumento es pocas veces escuchado.

Por su parte la violinista Ana Alicia, maestra de la Facultad de Bellas Artes de Oaxaca, de Casa de la Cultura de Huajuapan y del proyecto Orquestado la Mixteca, en Tezoatlán de Segura y Luna, sintió gran responsabilidad por lo que simboliza interpretar música clásica, porque la gente aún no está bien familiarizada, sin embargo, le agradó la respuesta del público.

Dijo que a medida que se fomente la música clásica y se promuevan más conciertos de este tipo, la gente aumentará el gusto por este género, que como maestra ya lo hace con sus alumnos porque no sólo les enseña a tocar un instrumento de cuerda sino que inculca que les agrade la música.

Expresó su satisfacción porque una alumna mostró gran interés y se preparó para ingresar al Instituto Superior de Música del estado de Veracruz y ocupó los primeros lugares en ese instituto.


 

Relacionadas: