Entre la realidad y la fantasía, la fotografía de Francisco Almendarez | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Entre la realidad y la fantasía, la fotografía de Francisco Almendarez

Este viernes, se inauguró la exposición Onírico, en la que el autor recrea paisajes de Guanajuato


  • Entre la realidad y la fantasía, la fotografía de Francisco Almendarez
  • Entre la realidad y la fantasía, la fotografía de Francisco Almendarez
  • Entre la realidad y la fantasía, la fotografía de Francisco Almendarez

Desde muy pequeño, Francisco Almendarez quiso hacer retratos; usando las cortinas como vestidos para sus hermanas, tomaba su cámara y comenzaba a crear imágenes que invitaban a la fantasía, como lo hace ahora su serie Onírico.

Parte de esta serie de imágenes se expone desde el pasado viernes en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, en el centro de la capital del estado. Ahí, en la galería Alfonso Rivas, Almendarez comparte paisajes de Guanajuato, pero con un estilo que está en la delgada línea entre la realidad y la fantasía.

“Lo que quería era poner a una mujer real en un paisaje padre de México con vestuarios que les hago y crear una atmósfera de fantasía”, expresa el fotógrafo sobre el proyecto iniciado hace tres años y que se plantea abarcar todos los estados del país.

Por ahora, ha tomado fotografías en Guanajuato, Jalisco y Oaxaca, pero afina detalles para seguir con Chiapas, estados en los que busca hacer “una fantasía en la realidad” y transmitir en sus tomas lo colorido de México, Guanajuato.

“Soñaba con exponer a lo largo de México y ofrecer este tipo de obras; tengo la línea editorial para revistas y otras en cuanto a fotografías, pero ésta es mi consentida”, agrega el autor.

Asimismo, que la intención es exponer las fotos de un estado en otro. En esta ocasión, por ejemplo, comparte en Oaxaca la serie de fotografías tomadas en Guanajuato, pero piensa hacer algo similar con las que tome aquí, pues otro de los objetivos es promocionar los sitios visitados.

El proyecto fotográfico de Francisco inició hace tres años y se ha dividido en dos partes, cada una con 14 imágenes que muestran las bellezas naturales y sitios emblemáticos de cada estado.

Sin embargo, explica que “cuando iba empezando, las personas de moda me dijeron que mi fotografía no iba a servir porque no tenía el estándar de la mujer que se necesita en moda: muy alta, ojos grandes… que es lo que vende”. Pero para él lo transcendental es la expresividad de las mujeres.

Decidido a hacer lo que le gustaba, sin importar si su propuesta gustaba o no, decidió aventurarse. “Afortunadamente, ha gustado mucho”.

Y aunque dice carecer del estatus de un diseñador de modas, en tanto que el vestuario es también su creación, lo que le interesa es crear un concepto y embonar todo.

Asimismo, trata de que la mayor parte del trabajo quede desde el principio y no haya tanta intervención en lo digital.

“De hecho, las tomas son muy tardadas; cuando les platicaba el proyecto a las chavas fue muy difícil, porque les decía que les pondría un vestido de cuatro metros y me decían que eso no existe; pero empecé a tomar las primeras fotos y se dieron cuenta de que sí existían los vestido, los lugares y las tomas”.

Fernando Almendarez es originario de la Ciudad de México y parte de su formación fue en la Escuela Activa de Fotografía de León, Guanajuato.
Su exposición Onírico puede admirarse en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, donde permanecerá aproximadamente un mes.


 

Relacionadas: