La decisión va respaldada por Francia y Reino Unido.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dio a conocer a través de un mensaje televisado la noche del viernes que había tomado la decisión, en conjunto con Francia y Reino Unido, de atacar "objetivos relacionados con las capacidades de armas químicas del dictador sirio Bashar al Asad".

El ataque se da días después de que la tensión internacional se agudizara aún más en Siria tras el supuesto ataque químico contra civiles de una semana anterior. Los países atacantes culpabilizan del suceso al régimen de Bashar al Assad e incluso le plantean a Rusia e Irán (aliados del régimen sirio) "¿qué clase de nación quiere ser asociada al asesinato masivo de hombres, mujeres y niños inocentes?" 


Los tres puntos atacados esta noche fueron: una instalación de investigación científica en Damasco, supuestamente conectada a la producción de armas químicas y biológicas; una instalación de almacenamiento de armas químicas al oeste de la ciudad de Homs,  y un almacén de supuestos equipos de armas químicas y un importante puesto de mando, también cerca de Homs. 



En redes sociales también comenzaron a circular videos de tales ataques. 





Por su parte, Rusia declaró que "tales acciones no se quedarán sin consecuencias (…)Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París".

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios