Justina, el robot de la UNAM, gana premio en Japón de manos de Steve Wozniak | Tecnología
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Tecnología

Justina, el robot de la UNAM, gana premio en Japón de manos de Steve Wozniak

El robot de la máxima casa de estudios de México demostró su tecnología en la Tierra del Sol.

Hace unos meses la UNAM nos presentó a Justina, la robot de la Facultad de Ingeniería que ganó el Torneo Mexicano de Robótica 2017, y con eso obtuvo su pase para la Robocup 2017 que se celebrará en julio en Nagoya, Japón. Ahora nos enteramos que Justina realizó un buen papel en el evento de Japón, logrando el cuarto lugar general de la RoboCup Major@Home y ganando el premio al Mejor Sistema de Reconocimiento de Voz y Comprensión del Lenguaje Natural, que recibió de las manos del mismísimo Steve Wozniak.

La robot fue diseñada en el laboratorio de Bio-Robótica de la UNAM por un equipo de estudiantes de la Facultad de Ingeniería, dirigidos por Jesús Savage Carmona. El principal atributo de Justina es un software que mejora su inteligencia artificial, permitiendo que pueda reconocer rostros, voces, objetos y, lo más sorprendente, construir su propio plan de acciones a partir de una orden dada, que le valió el reconocimiento. Además, su sistema de movimientos es omnidireccional, pudiendo desplazarse hacia los lados, además de mover su torso hacía arriba o abajo para poder levantar objetos del piso o tomarlos desde lugares altos.

“Competimos en la categoría major para estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado, y estuvimos muy cerca de lograr un mejor lugar; pero nos falló sólo una prueba de la segunda etapa, la cual consistió en que el robot estaba en un restaurante, alguien levantaba la mano para llamarlo, el robot tenía que acercarse, recibir una orden y cumplirla. Justina debió haber obtenido alrededor de cien puntos pero logró 30, eso fue lo determinante para quedar en cuarto lugar. En la prueba donde fallamos, fue porque ella no reconoció bien que le estuvieran haciendo una seña, moviendo la mano; algo trivial quizá, pero sólo los equipos que ganaron en esta edición lo consiguieron”,explicó Savage.

A Nagoya acudieron 14 integrantes del equipo y compitieron con universidades de China, Japón, Alemania, Holanda, Canadá, Australia y Estados Unidos. Justina no saldrá de la Facultad de Ingeniería de la UNAM en lo que resta del año, donde intentarán prepararla para us próxima competencia: la RoboCup de Montreal, Canadá.

También se confirmó que la UNAM y la Universidad de la República en Uruguay llegaron a un acuerdo de colaboración para que la universidad sudamericana fabrique a Rosa, la prima de Justina, la cual será una réplica del robot mexicano.

Relacionadas: