Tus publicaciones en Instagram pueden demostrar que estás clínicamente deprimido | Tecnología
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Tecnología

Tus publicaciones en Instagram pueden demostrar que estás clínicamente deprimido

Según un estudio lo que publicas en la red social puede determinar si padeces depresión clínica.

Es muy común, incluso diría que hay una tendencia, a que la gente ponga en sus redes sociales que está deprimido, “es solo” o su vida es triste. Sin embargo, la depresión clínica es cosa seria y va mucho más allá de exhibirse en redes sociales. Esto no significa que en las mismas no se puedan evidenciar rasgos de depresión severa. Tal como lo demuestra un estudio publicado recientemente por EPJ Data Science.

Según Andrew G Reece y Christopher M Danforth –creadores del estudio-, de acuerdo a los patrones de uso de Instagram se pueden detectar signos de depresión. Para llegar a esta conclusión los investigadores utilizaron herramientas de machine learning para analizar casi 44,000 publicaciones en la plataforma de 166 usuarios, concentrándose en el uso de los colores, los metadatos y la detección facial.

Desde luego, el color de las imágenes publicadas es un factor importante en el análisis de la investigación,yYa mucho se ha dicho sobre el uso de colores cálidos o fríos para determinar el estado de ánimo de las personas. Por esa razón, el estudio se encargó de analizar características como la saturación y brillo, así como el uso de filtros.

¿Por qué Instagram y no Facebook?

Los investigadores explicaron que utilizaron Instagram como instrumento de medición porque las personas que sufren depresión clínica son menos propensas a querer interactuar con las personas. Teniendo en cuenta esa característica de la personalidad, fue que desarrollaron un algoritmo para estudiar los rostros humanos de las fotografías, el número de “me gusta” y los comentarios, para hacer un cruce de información y sacar algunas conclusiones:

Que las personas que están deprimidas publican mucho menos que las que no lo están.
Que las personas publicadas por personas deprimidas tenían más probabilidades de ser más azules, grises u oscuras, además de que recibían menos “me gusta”.
Las personas con depresión mostraron una preferencia excesiva por utilizar filtros para sus fotos.
Los usuarios deprimidos prefieren favear más fotos donde aparecen rostros, pero deciden publicar fotos donde no aparezca su cara.
Si te parece poca cosa, lo más interesante de este estudio es que, a diferencia de los diagnósticos falso positivos creados por médicos –los cuales son muy comunes en los casos de depresión clínica-, los generados por el sistema de inteligencia artificial del estudio fueron correctos.

La investigación viene a ratificar la hipótesis de que los cambios en la salud mental pueden observarse en el comportamiento de los usuarios y su relación con las redes sociales. Así que abre tu Instagram, revisa tus publicaciones y si crees que puedes padecer depresión clínica acude con un

Relacionadas: