¿El Snapdragon W3100 es la revolución que necesitaba Wear OS?
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Tecnología

¿El Snapdragon W3100 es la revolución que necesitaba Wear OS?

Qualcomm presentó el Snpadragon W3100 y este procesador podría ser la última pieza del rompecabezas del éxito de Google en el mercado de los smartwatch.

¿El Snapdragon W3100 es la revolución que necesitaba Wear OS? | El Imparcial de Oaxaca

Aunque los smartwatch no son nuevos, la realidad es que Google y otros fabricantes nunca han logrado crear un reloj que logre ser un competidor serio frente al Apple Watch, las razones son muchas, pero con el paso del tiempo Google ha ido puliendo estos detalles, al grado que ha cambiado su nombre por Wear OS (antes Android Wear), y hace poco mostró cómo se renovó Google Fit, así como la interfaz de los relojes con este sistema operativo.

Pero una de las piezas que faltaba para que un reloj con Wear OS pudiera competir de tú a tú con el Apple Watch era un hardware pensado y trabajado para un smartwatch, y eso es justamente lo que Qualcomm ha hecho con el Snapdragon W3100, el primer SoC de la empresa construido desde cero para relojes inteligentes.

Las especificaciones del nuevo procesador W3100 son las siguientes:

  • GPU de cuatro núcleos Cortex-A7 de hasta 1.2 GHz.
  • GPU Adreno 304.
  • Co-Procesador QCC1110.
  • Modem X5 LTE con capacidad de 1 Gbps de bajada y 150 Mbps de subida.
  • Cancelación de ruido y eco.
  • Qualcomm Voice Suite.
  • Qualcomm Voice Activation.
  • Qualcomm Aqstic audio codec.
  • NFC.
  • GPS, GLONASS, beidou y Galileo.

¿Por qué es importante el Snapdragon w3100?

Primero que nada porque este procesador está construido desde cero, que a diferencia del primer procesador que se usó en Android Wear, este se trataba de un Snapdragon 400, el mismo que uso el Moto G de primera generación, mientras que el segundo procesador creado para relojes fue el Wear 2100, el cual era una versión adaptada del Snapdragon 400, por lo que podemos decir que esta es la primera vez que tenemos un procesador creado desde cero para relojes inteligentes con Wear OS.

Por otra parte llega con algunas novedades interesantes, y es que a pesar de que Qualcomm no ha revelado todas sus novedades, sabemos que tenemos un Co-Procesador que ayudará a las tareas más repetitivas y poco potentes como actualizar las manecillas.

Además, un apartado muy importante es que ahora si hay un cambio muy marcado en la autonomía, pues según la empresa, el reloj será capaz de ofrecer hasta 15 horas de uso continuo con GPS y sensor de ritmo cardíaco, mientras que ofrecerá de 2 a 12 horas más de autonomía en comparación con los relojes con el procesador Wear 2100.

Pero eso no es lo más importante…

Un procesador creado junto con Google

Este es quizá el punto más importantes de la presentación, pues Google ha estado dentro del desarrollo del procesador, por lo que estamos hablando de que la empresa quiere que los relojes tengan éxito, y para ello se ha metido de lleno en el desarrollo del W3100.

Esto sin duda deja en claro que la empresa de Mountain View va en serio con Wear OS, no como fue con Android Wear, donde daba la impresión de que lanzaron un sistema operativo por la necesidad  de estar presentes que para ser los mejores.

Esta podría ser la razón por la que Google ha mencionado que este año no habrá un Pixel Watch, pues estaban esperando al lanzamiento del Snapdragon W3100 con el cual tener un reloj capaz de competirle al Apple Watch que seguramente se renovará el día de mañana con su nueva Series4.

Y es que ya hemos mencionado lo importante que es que una empresa tenga total control de hardware y software, y aunque Google no tiene total control del hardware, ha sido parte importante para que los relojes con Wear OS puedan funcionar de la mejor manera con el procesador de Qualcomm, un detalle que podría hacer que muchos fabricantes vuelvan a apostar por Wear OS como Samsung, Huawei y Motorola.