Los desafíos de la educación digital en México |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Tecnología

Los desafíos de la educación digital en México

Las tecnologías de información y comunicación podrían ser el gran diferenciador en cuanto a garantizar el acceso a la educación y a elevar el nivel educativo en el sexenio que está por empezar

Los desafíos de la educación digital en México | El Imparcial de Oaxaca

Esta semana regresaron a clases casi 26 millones de alumnos de educación básica en México. Si se contemplan los inscritos en bachillerato, escuelas normales y universidades públicas y privadas, suman un universo de poco más de 42 millones de estudiantes en República.

Esto implica que, en promedio, una de cada tres personas que viven en este país, se encuentran cursando algún grado educativo. Sin embargo, si revisamos las cifras con mayor detenimiento, veremos que los estudiantes universitarios en el país suman sólo 3 millones y los estudiantes de posgrado, 237 mil; es decir, 2% de la población cursa estudios universitarios y .18% estudios de posgrado.

El promedio educativo de México se sitúa en 9.2 grados cursados, es decir, el equivalente a un poco más de la secundaria terminada. El panorama educativo se enfrenta a una situación poco alentadora y que plantea de grandes retos. De forma particular, se pueden señalar cuatro grandes retos:

Crear más y mejor infraestructura
Garantizar más oportunidades de educación
Generar equidad en el acceso a la educación
Mejorar la calidad de la educación
Sin embargo, las tecnologías de información y comunicación podrían ser el gran diferenciador en cuanto a garantizar el acceso a la educación y a elevar el nivel educativo en el sexenio que está por empezar.

PUBLICIDAD
En el caso de México, la población con acceso a Internet suma poco más de 70 millones y los teléfonos inteligentes llegan a casi 100 millones de unidades. Si bien, las cifras se encuentran por debajo del promedio de la OCDE, son significativas en cuanto a la cantidad de personas que pueden impactar.

Esto implica que, con las estrategias adecuadas, los teléfonos celulares pueden convertirse en una excelente herramienta educativa en el país, que puede lograr la tan ansiada equidad y, al mismo tiempo, generar entornos educativos de calidad a través de los ambientes nativos de los niños y adolescentes.

Ello implica que, en primera instancia, se generen condiciones de acceso universal a la red y que continúen las condiciones que han generado competitividad en el mercado de las telecomunicaciones, cuyos indicadores de costos son de los pocos que se han mantenido a la baja durante el sexenio.

Al respecto, una de las políticas del presidente electo será promover el acceso a servicios de telecom a través de proyectos de acceso comunitario, similares a Rhizomática.

Por otra parte, implica también la capacitación de los profesores en habilidades digitales. El entorno educativo digital implica una serie de conocimientos y condiciones que son necesarias para su correcto funcionamiento.

El lenguaje multiplataformas, el trabajo colaborativo, las habilidades de búsqueda y discriminación de información la web, la conectividad permanente, el desarrollo de contenidos nativos y la ética en el uso de la red son sólo algunos de los temas que docentes tendrán que aprender a desarrollar.

También se abre una ventana de oportunidad para los desarrolladores de software y aplicaciones con carácter educativo, que serán necesarias en los nuevos entornos de la comunicación digital.

Si bien es importante que la brecha en cuanto acceso digital se cierre, también lo es que se utilicen las herramientas disponibles para facilitar el acceso equitativo a la educación, con una mejor calidad y, sobre todo, con las exigencias del mundo global al que los estudiantes se enfrentarán.

 

 

Relacionadas: