La Machina, leyenda viviente en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

La Machina, leyenda viviente en Oaxaca

El ex pugilista Tomás “La Machina” Castañeda se dedica desde hace 23 años a forjar a nuevas generaciones de pugilistas

  • La Machina, leyenda viviente en Oaxaca
  • La Machina, leyenda viviente en Oaxaca
  • La Machina, leyenda viviente en Oaxaca
  • La Machina, leyenda viviente en Oaxaca
  • La Machina, leyenda viviente en Oaxaca

El entrenador Tomás “La Machina” Castañeda celebró su cumpleaños número 87 con cuatro peleas en honor al también ex pugilista, quien también festejó 23 años de trabajar en el Gimnasio Municipal del Infonavit 1º de Mayo.

Antes de arrancar con las acciones, se leyó una breve semblanza sobre la trayectoria de “La Machina”, quien se inició como púgil a comienzos de la década de los 60 y posteriormente se dedicó al entrenamiento profesional y al luego a la preparación de niños y jóvenes.

La primera pelea de la cartelera fue entre Jesús Chávez Villa y Noé Salinas, en pleito de peso welter, donde Salinas se llevó la victoria por decisión.

A continuación se enfrentaron Pablo Antonio Chazari y Azael Salinas, quien resultó con el triunfo en la división de mosca infantil y posteriormente, en pluma, se celebró la única pelea femenil de la tarde entre Itzel Castellanos y Jenny Fuentes que resultó ganadora de la contienda.

La penúltima contienda fue entre Azael Salinas y Guillermo Rojas, que logró salir con los laureles.

La jornada concluyó con un pleito en peso mosca juvenil donde se enfrentaron Alfonso Rojas y Miguel Ángel Ríos, quien convenció a los jueces con mejor desempeño.

Al final se agradeció la respuesta de los púgiles, practicantes de un deporte que ha dado gloria a Oaxaca por décadas, tanto en el plano profesional como en el amateur.

Arriba, en la lona, con las piernas aún en actividad y todavía con asombrosa flexibilidad para el jab y la finta, así como su carácter socarrón, Tomás Castañeda Pérez se mostró satisfecho por el homenaje y reiteró su compromiso con el llamado deporte de las “orejas de coliflor” hasta que el cuerpo aguante.

Para cerrar el evento, alumnos, entrenadores e invitados le cantaron Las Mañanitas al octogenario entrenador y después se realizó el tradicional corte de pastel.

Durante casi tres décadas,La Machina ha forjado decenas de púgiles tanto profesionales como amateur, no obstante, aún insiste que el boxeo oaxaqueño está rezagado a pesar de las recientes victorias alcanzadas en la Olimpiada Nacional.

Aunque debutó profesionalmente en la Arena México, hace más de 60 años,con una derrota, tras caer de inmediato, Castañeda ha sido conocido y recordado por ser un entrenador de varias generaciones, incluido Ricardo “Finito” López a quien asistió en su entrenamiento en los primeros años de la década de 1990 en su gimnasio particular, el Castañeda Boxing Club en La Experimental, San Antonio de La Cal.

“Yo tuve la fortuna de tenerlo en mi gimnasio, como siempre, muy respetuoso, fino, como su apodo, lo entrené, pero esa es una historia que todos ustedes ya conocen”, manifestó al señalar que son muchos los recuerdos que ha compartido con los oaxaqueños a través de los diferentes diarios de la capital.

“Yo llegué aquí (al Gimnasio Municipal) un 22 de septiembre de 1993 por recomendación del entonces señor presidente municipal (Manuel) Sada Solana. Él me presentó con Carlos Castilla, director de deportes del municipio y así fue como llegué aquí, desde entonces todas las mañanas vengo a estar con estos muchachos”, dijo.

“Yo me jubilé de Mexicana de Aviación y decidí entrenar, todos me decíanque yo era para esto y aquí me tienes, todavía. Ahora sólo espero dejar este puesto a una gente que verdaderamente tenga amor por el boxeo, que tenga las ganas de enseñar y no quedarme pensando en quien vendrá. Aunque sea la Navidad quiero pasar aquí y después irme a descasar, ya son muchos años lo que tengo y estoy cansado”, agregó La Machina.

A mediados de los años noventa, el Gimnasio Municipal vio su primera gloria con Efrén “El Conejito” Bohórquez, de Zaachila, quien logró ser campeón estatal y de los primeros clasificados a la Olimpiada Nacional, que entonces era una competencia nueva, estos logros fueron la última luz del pugilismo local tras el cisma que después vino y que dejó al entonces presidente de la Asociación,Rutilo Martínez, fuera de la jugada.

Más tarde vinieron los debuts profesionales de Cristian Bolaños, Ezequiel Martínez y Edgar Ceballos, quienes pasaron por el encorado del gimnasio Esteban Baca Calderón y más tarde en los grandes escenarios del país.

En el inicio del nuevo milenio, Tomás La Machina Castañeda forjó lo que sería igualmente la primera medalla de para Oaxaca en el boxeo de la Olimpiada Nacional, con el bronce de Oliver Bohórquez, hermano de Efrén y quien a la postre dejó la huella y la vacante vacía por varios años, hasta la llegada del Sergio “Zarco” Chirino.

Atrás, en los años 60 y 70 donde quedaron las glorias, los recuerdos y los momentos de Tomás Castañeda con grandes leyendas del ring local como Eloy Morales, Francisco “Panchito” Santiago, Leo Espinosa, Raúl “Rules” Martínez López, el “Lobito” Díaz y el “Tigre” Zanabria, equipo con el que Oaxaca fue representado en el Campeonato Nacional de Boxeo de Puebla, en el ya lejano 1962, como ahora, suena lejano, el 2004, con su última aportación al boxeo de paga, con Miguel Ángel “Cóndor” Vásquez, quien lidió el Cinturón de Oro y fue promovido por Erick Morales, en Baja California, sin embargo, se perdió en el norte y hoy, a ultimas noticias, se sabe que es guía de turistas, su carrera en el ring, no pasó a más.

Las actividades contaron con la asistencia especial de Sally Martínez Rasgado y José Manuel Vichido Luna, directora de Desarrollo Humano y subdirector de Juventud, Deporte y Recreación.