Dudas no dañan al "Canelo": "99 por ciento de mexicanos me apoyan", dice |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Box

Dudas no dañan al “Canelo”: “99 por ciento de mexicanos me apoyan”, dice

A pesar de que Saúl llena los escenarios en los que se presenta no deja de emocionarse por sentir el apoyo y las notas de una canción.

Dudas no dañan al “Canelo”: “99 por ciento de mexicanos me apoyan”, dice | El Imparcial de Oaxaca

Saúl Álvarez no se desgasta en tratar de convertir a aquellos que a lo largo de su trayectoria no han quedado convencidos de su nivel como boxeador y lo critican por su trayectoria.

“Eso no me interesa, porque realmente 99 por ciento de los mexicanos me apoyan, eso para mí es un orgullo, representar a mi país”, dijo el campeón medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), títulos que pondrá en juego ante Daniel Jacobs, monarca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

A pesar de que Saúl llena los escenarios en los que se presenta no deja de emocionarse por sentir el apoyo y las notas de una canción.

Se siente orgulloso de su país cuando sale al ring con “México lindo y querido”, ya que “me gusta mucho y escuchar a toda la gente corearla cuando voy saliendo me pone la piel chinita”.

En espera de lograr el tercer título de peso medio al mismo tiempo con la unificación, sabe que habrá quienes “no van a creer nunca, así déjalos”, remató.

UN OBSTÁCULO MÁS
En la otra esquina, Daniel Jacobs está seguro de algo: no le preocupa su pelea del sábado frente a Saúl Álvarez.

No después de librar una tremenda batalla ante Gennady Golovkin, ante quien cayó por una decisión apretada. No después de vencer un cáncer que, según los médicos, iba a poner fin seguro a su carrera y quizás a su vida.

Así, Jacobs considera que El Canelo será apenas otro obstáculo que deberá enfrentar el sábado, cuando ambos se midan en un combate por la unificación del título de los medianos.

“No es mi primer rodeo, y no espero estar nervioso”, indicó el estadounidense. “Si acaso, estoy emocionado”.

El pleito sabatino tendrá una narrativa de ésas que sólo el boxeo puede ofrecer. Y Jacobs quiere que todos conozcan su historia.

 

Relacionadas: