Erik Rodríguez frente a un gran reto
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Béisbol

Erik Rodríguez frente a un gran reto

“Se vale soñar, y yo sueño con debutar como manager con un campeonato. Para eso vamos a trabajar” Erik Rodríguez, manager de los Guerreros de Oaxaca

Erik Rodríguez frente a un gran reto | El Imparcial de Oaxaca

Lupita Ojeda

A pesar de haber nacido en Monterrey, Nuevo León, Erik Rodríguez ha pasado ya la mitad de su vida en Oaxaca, por lo que la Verde Antequera se ha convertido en su segundo hogar. El capitán de la novena bélica dice sentirse todavía emocionado y entusiasmado por la forma en la que llegó la oportunidad de alcanzar el sueño de convertirse en manager, pero ante todo deja claro que se siente muy comprometido y agradecido con el contador Alfredo Harp por la confianza que le demuestra al poner en sus manos a los Guerreros de Oaxaca.

“Me gustan los retos, y recibo muy contento esta gran oportunidad de convertirme en manager jugador del que ha sido el equipo de mi vida. Estoy consciente de que esta oportunidad no se le da a cualquiera, y me siento listo para aprovecharla. Voy a trabajar por el campeonato”, afirma Erik, quien se encuentra disfrutando de unos días de descanso junto a su familia en su natal Monterrey, luego de haber concluido temporada con los Sultanes, novena con la que logró meterse a los playoffs de la Liga Mexicana del Pacífico.

Armando el rompecabezas, construyendo al equipo

Aunque ésta será su temporada de debut como manager, el también receptor de la novena guerrera se siente confiado y seguro de que sus 20 años de carrera serán de gran utilidad para encarar la nueva encomienda, en la cual sabe que será imprescindible contar con un cuerpo técnico que lo respalde.

Sobre la posibilidad de que su amigo y compañero de mil batallas, Jaime Brena Núñez, se embarque con él en esta nueva aventura, el ahora manager guerrero nos confío que desde que recibió la invitación de la directiva ha estado en contacto con Jaime, “hemos platicado mucho, ha sido un gran apoyo en este tiempo y a lo largo de mi carrera, y claro que me gustaría que estuviera conmigo en el equipo, la invitación está más que hecha, pero aún vamos a sentarnos para poder concretar muchas cosas”.

Erik Rodríguez adelanta que será en unos días más cuando viaje a Oaxaca para reunirse con la directiva bélica e ir tomando las decisiones sobre el armado del equipo, los refuerzos y la integración de quienes lo acompañarán en el cuerpo técnico. El campo de entrenamiento estaría abriendo sus puertas hacia el mes de marzo, sin embargo será en esa próxima reunión cuando se definan los pormenores en cuanto a la fecha exacta.

“La pretemporada será determinante para obtener buenos resultados con los muchachos, a quienes tengo el gusto de conocer desde muy jóvenes. Para mí que tu equipo se convierta en tu familia es indispensable y vamos a trabajar en ello. Ya sabemos que es jugar playoffs, qué es jugar una final, vamos a dar nuestro mayor esfuerzo para entregarle a la afición las alegrías y buenos resultados que se merecen”, adelantó el eterno número 37 de la novena, quien se dijo contento por el buen invierno que han tenido sus compañeros, tal es el caso de Orlando Piña y Samuel Zazueta, quienes gracias a sus buenas actuaciones con los Yaquis de Ciudad Obregón, fueron nominados hace algunas semanas como Novato y Relevista del año en la Liga del Pacífico.

Y aunque algunos equipos ya adelantaron a sus refuerzos para la campaña que arranca el próximo 7 de abril, los Guerreros aún no parecen tener nada claro en ese departamento. Uno de los anuncios más esperados por la afición tiene que ver con la continuidad del jugador más valioso del verano de 2019, Mr. 40/40/40 Alonzo Harris. Al respecto, el nuevo manager oaxaqueño sabe lo que el regreso del norteamericano representaría para el equipo, “hablar de los logros de Harris está de más, él ya no necesita ni presentación por todo lo que consiguió con Guerreros el año pasado, además la gente se encariñó mucho con él. Ojalá exista la posibilidad de que regrese para este año, ese tema lo va definir la directiva, y esperemos que se dé.

El 2019 será sin duda un año inolvidable para el regiomontano quien logró terminar la temporada de verano como uno de los diez mejores bateadores de la liga al culminar con un .356 de porcentaje de bateo en 28 turnos al bate, luego de 106 imparables, 21 dobles, 12 cuadrangulares y haber producido para su equipo 47 carreras. Y a pesar de los buenos resultados, Erik acepta que pronto podría comenzar a pensar con mayor seriedad en su retiro de los diamantes, “yo no lo había considerado, pero en verdad quiero hacer bien las cosas. Ahora que me vaya adentrando como manager habrá que pensarlo bien.

Afortunadamente me siento muy bien físicamente, voy a seguir dando mi mejor esfuerzo y a seguir disfrutando jugar, pero insisto en que quiero hacer bien las cosas, así que cuando llegue el momento tomaré la mejor decisión”.

Rodríguez no quiso dejar pasar la oportunidad de enviar un mensaje a la afición con la que comparte la pasión y respeto por el equipo de sus amores, los Guerreros de Oaxaca, “yo solo tengo palabras de agradecimiento para la afición por todo lo que me han dado, no tienen idea lo que para mi ha significado su apoyo, y ahora no me resta más que pedirles que nos vengan, que nos ayuden a llenar el estadio, que me acompañen en este nuevo reto”.

El futuro de Alonzo Harris aún es incierto

En breve charla con el norteamericano, que llegó a Oaxaca para adueñarse de los récords de la franquicia bélica, manifestó que todavía no tiene certeza de nada y no ha recibido de manera oficial ninguna oferta, sin embargo reconoció haberse sentido fabuloso y como en familia en Oaxaca, donde siempre lo recibieron con los brazos abiertos.

 

Relacionadas: