Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca

Este arte marcial ha mostrado buen nivel en Oaxaca, sin embargo se mantiene estancado en cuanto al número de practicantes y logros

  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca
  • Pese apoyos, Judo no crece en Oaxaca

A 35 años de la llegada del judo a Oaxaca, este deporte ha tenido poco crecimiento, pese a los buenos resultados en competencias nacionales que obtienen quienes lo práctica.

El presidente de la Asociación de Judo del Estado de Oaxaca, Lenin Velasco, dijo que “hemos crecido poco a poco, el judo es un deporte que no se ha desarrollado mucho, son pocas las instalaciones para este deporte”.

Señaló que entre los dojos donde se practica esta disciplina de origen japonés, se encuentra el Centro Estatal de Deportes de Combate (Cedecom)de Oaxaca, que encabeza él, así como el profesor de origen cubano Juan Inés López.


Existe otro en la calle de Netzahualcóyotl en la colonia Reforma que dirige el maestro Fernando que genera practicantes de este deporte, pero que hasta el momento no ha generado atletas de olimpiada, dijo que también este sensei busca abrir otros espacios para esta disciplina en Salina Cruz y Puerto Escondido.

“Además, el profesor Emmanuel tiene un gimnasio en Santa Rosa, claro para mantener un espacio así resulta caro, además de que se requiere de lugar de mínimo 10×10 metros cuadrados”, dijo.

Agregó que aunque la edad ideal para comenzar a practicar este deporte son los 5 años, reciben a niños desde los 3, “en la etapa formativa, en esta parte comienzan a conocer su cuerpo, adelante atrás, a sus costados, a ellos los atiendo yo, con el pre judo, que busca mejorar su coordinación motriz, esto hasta los 10 años donde los recibe después el profesor Juan Inés para continuar con su trabajo ya de una manera diferente”.

“El judo es un deporte complejo, se tiene que trabajar de ambos lados, proteger tu cuerpo de las caídas, sin lastimarte”.

Agregó que para detectar algún talento en este deporte se realizan evaluaciones, por ejemplo, de combate donde tienen que resolver diferentes situaciones, según su capacidad o aprendizaje “ahí nos damos cuenta de sí tienen cualidades para seguir destacando”.

“Claro, el trabajo de preparación es el mismo para todos, hay quienes son más aptos, pero el judo se adapta a cualquier cuerpo”.

En cuanto a lo obtenido en la Olimpiada Nacional, “siento que el trabajo es bueno, es igual al del año pasado, donde se lograron dos oros, una plata y 3 bronces, aunque en esta edición fueron diferentes actores, esto nos hace detenernos un poco ver dónde está el problema, y porqué los medallistas de 2018 no repitieron”.

“Hay factores que interfieren como la academia, que para mí debe ser primero que el deporte, claro deben tienen que estar de la mano”.

Velasco dijo que los resultados pudieron haber sido mejores, pero primero hay que platicar con las autoridades.

Dijo que los dos oros fueron de Ulises Méndez Cobos y Ramón Flores Cabrera, la plata fue del debutante Eduardo Juárez, quien tuvo una excelente actuación enfrentando en la final al judoka de Querétaro Cardozo quien es tercer lugar Panamericano, a pesar de ello, el oaxaqueño dio batalla.

En cuanto a los apoyos externó, “es algo delicado, pero creo que faltaron más, se pudo llevar más gente, las autoridades nos piden en ocasiones reducir a la mitad nuestro contingente, eso nos hace valorar quién puede dar un resultados, claro como entrenadores siempre tratamos de ir mejorando pues esto se ve reflejado en los resultados con los chicos”.

“Le hace falta nuevos entrenadores, nuevos espacios donde difundir el problema que se tiene es que deben ser áreas abiertas de 10 x10 para que se puedan desarrollar”.

Concluyó aseverando que los oaxaqueños suelen ser aptos para este deporte, debido a que son siempre aguerridos, “primero tratan de superarse así mismos y después a los adversarios”, concluyó.

 

Hay apoyo, pero no resultados

 

Para el fundador de esta disciplina en Oaxaca, el judo está estancado, hace falta promoción y crear mayores espacios para esta disciplina de origen japonés.

Salvador Hernández Castellanos, instructor y árbitro internacional declaró, “estuve en los primeros 20 años como responsable del judo, obtuvimos excelente resultados, sin apoyo, todo lo que se logró era a través de los padres de familia, de los competidores y de algunas otras cosas que se hacían como rifas o venta de comida para reunir los gastos”.

“Se obtuvieron cuatro Premios Estales del Deporte, y a partir del 2003, mi visión personal del judo, es que tiene mucho apoyo de gobierno estatal, pero creo que no se están logrando resultados, cuando cuentan con instalaciones, material, con sueldo campamentos con alimentación hospedaje, además del apoyo de entrenadores, podemos considerar que es bajo el rendimiento, a pesar de que trajeron medallas de Olimpiada Nacional, pero esos resultados los obtuvimos hace 10 años”.

Dijo que esto es trabajo de la asociación, “sabemos que no existe, pues los únicos presidentes han sido el señor Velasco y ahora Lenin Velasco, yo estuve fungiendo como club y director técnico obteniendo resultados.

“No busco molestar a nadie, esta es la visión que yo tengo de este deporte en la entidad” dijo al recordar su llegada a la Verde Antequera.

Recordó que en 1982 vino a Oaxaca a la celebración del Campeonato Nacional de judo que se realizaría aquí, participando 16 asociaciones, excepto Oaxaca que no tenía representativo.

“Dos años más tarde, en 1984, Gerardo Robles Gris acudió a la Federación Mexicana de Judo en la Ciudad de México para solicitar un instructor, fue entonces cuando me enviaron a mí a Oaxaca, ya entonces tenía el grado de 2 Dan, además de portar el gafete internacional de árbitro, me he quedado hasta la fecha”, dijo.

 

 

Relacionadas: