Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo

El hermetismo y las dudas circulan alrededor del Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo, ya que no hay registro de sus movimientos financieros en la Secretaría de Finanzas

  • Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo
  • Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo
  • Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo
  • Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo
  • Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo
  • Opacidad de la empresa Fit&Go a cargo de Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo

Total hermetismo mantienen directivos del Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo (CRAD), que dirige Manuel Toledo Palacios, gerente del lugar y representante de la empresa Fit&Go, que desde hace dos años lucran con el patrimonio de los oaxaqueños.

Poco antes de su apertura, a finales del sexenio pasado, el entonces Secretario de Administración, Alberto Vargas Varela, había declarado que el costo de inscripción para hacer uso de las instalaciones sería de 350 pesos y 350 pesos mensuales, en caso de que el paquete fuera familiar, el gasto de los deportistas podría disminuir a los 280 pesos.

Hoy todo es muy diferente, pues los costos se han triplicado, haciendo uso de una sola disciplina, en caso de requerir utilizar otras instalaciones se tendrían que hacer pagos adicionales que podrían superar los dos mil pesos.

Sin embargo, quien dijo ser el gerente del CRAD, que además se negó a dar su nombre y que después, se logró establecer que era Manuel Toledo Palacios, no quiso dar entrevista alguna a este medio de comunicación sobre la cantidad de población que hace uso de las instalaciones, construidas con alrededor de 382 millones de pesos, que provinieron del presupuesto destinado a combatir la pobreza.

Argumentando que esto es información privada, aun cuando el inmueble fue construido con dinero público y sobre terrenos del estado.
Lamentablemente la anterior administración entregó en comodato el lugar por 20 años a la empresa Fit&Go, sin que esta hasta el momento reporte ganancia alguna a la Secretaría de Finanzas.

A pocos días de su inauguración, el secretario de Administración, en el año 2016, Alberto Vargas Varela, informó que con el pago de la mensualidad, las personas tendrían acceso a todos los aparatos, albercas, cursos y entrenadores que se encuentran dentro del gimnasio, así como a las clases que habría en ciertos horarios.

“Salvo que la persona requiriera un entrenador personal porque se supone o piensa que puede ser un deportista de alto rendimiento, ya tendrá un costo adicional, pero dentro del costo establecido están incluidas las clases para todo el público”, afirmó.

En tanto que todas las áreas que se encuentran alrededor y que pertenecían al Gimnasio Venustiano Carranza serán gratuitas y de libre acceso a todos los oaxaqueños.

Hoy, la empresa Fit and Go recibe ingresos a través de las membresías de cientos de personas que, a diario, usan estas instalaciones gubernamentales.

Y también por arrendar espacios como la cafetería, una tienda de artículos deportivos y un expendio de suplementos alimenticios.
A esto se suma el estacionamiento que se encuentra al interior del lugar y que tiene capacidad para 80 vehículos, a quienes se les cobra 15 pesos por 3 horas.

Los empleados de recepción del CRAD manifestaron que la demanda de usuarios se ha incrementado exponencialmente, por lo que, aseguraron, ha limitado algunos servicios para dar cabida al mayor volumen de deportistas posibles.

Fit and Go pide a cada cliente un pago inicial promedio de 777 pesos; y cuotas mensuales que, actualmente, ascienden a 405 pesos.
Esta colegiatura solo da acceso ilimitado al gimnasio y las clases que se imparten en los salones polivalentes, como yoga, zumba, crossfit, spinning, box y terapia física en alberca.

Esta empresa también administra espacios públicos en Metepec, estado de México; uno en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; y Oaxaca.

 

 

Relacionadas: