Eduardo Chong: El Iron Man Oaxaqueño
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Eduardo Chong: El Iron Man Oaxaqueño

Eduardo Chong es un triatleta oaxaqueño que ha participado en alrededor de 200 carreras y su próximo reto es la Copa del Mundo, a realizarse en Dinamarca, en el mes de julio

Eduardo Chong: El  Iron Man Oaxaqueño | El Imparcial de Oaxaca

Cristóbal Reyes León.

Abogado de profesión, pero con una enorme pasión al deporte, Eduardo Chong es un atleta oaxaqueño que ha llevado a lo más alto nombre de Oaxaca en una disciplina muy poco practicada, como lo es el Triatlón.

Eduardo combina el trabajo con esta disciplina para poder practicarla, sin embargo, debido a esto tuvo la necesidad de salir de la entidad oaxaqueña.

“Actualmente vivo Quintana Roo, no porque yo quiera, más bien por el ámbito laboral, porque pues del deporte no se vive, soy franco, la parte de mi trabajo es la que me da para pagarme las competencias”, mencionó en entrevista el atleta.

En siete años de carrera, el triatleta Eduardo Chong ha participado en alrededor de 200 carreras, su siguiente reto se trata de nada más y nada menos que la Copa del Mundo de la especialidad, a realizarse en Dinamarca, el próximo mes de julio.

El inicio de este corredor oaxaqueño fue algo incierto, carecía de muchos conceptos acerca de este deporte, pero gracias a su entrenador, Mario Vásquez, fue como se adentró en este súper ejercicio.

“Yo empecé el triatlón en Oaxaca porque mi entrenador es oaxaqueño, Mario Vásquez me sigue entrenando a la fecha, la verdad yo cuando comencé con el triatlón no sabía ni nadar, no tenía una bicicleta, sólo corría en el futbol, es por eso que compito por Oaxaca, porque fue donde nació todo”, mencionó Chong.

Como muchos deportistas de la Verde Antequera, sufre del poco apoyo por parte de las organizaciones e instituciones deportivas.

“Uno se cansa de pedir apoyo, desde 2016 dejé de pedirlo, eso ya lo hice a un lado, es una pérdida de tiempo estar ahí, mejor decidí realizar todo por mi propia cuenta, yo entendí que la parte gubernamental no ayuda mucho.

“Entre todo me va bien gracias a la licenciatura que estudié. Pero sí debo reconocer que en mi trabajo me apoyan mucho, sobre todo en temas de horario, además de algunos patrocinadores que tengo. Oportunidades que no tendría en Oaxaca, por eso es que ando acá”, puntualizó.

El triatleta recalca el nivel de compromiso y entrega que requiere este deporte: “Entreno de cuatro a ocho horas diarias dependiendo lo que me permita mi trabajo y los demás compromisos. Tengo una nutrióloga, que es mi hermana, quien me apoya mucho, y por supuesto mi entrenador, quien me ha enseñado prácticamente todo, desde nadar hasta competir en alta exigencia”, resaltó.

 

 

Relacionadas: