Disc Dog: la habilidad del hombre y la destreza del can |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Súper Deportivo

Disc Dog: la habilidad del hombre y la destreza del can

El Disc Dog o frisbee con el perro es un deporte que combina la habilidad del hombre con agilidad y destreza de un can.

Disc Dog: la habilidad del hombre y la destreza del can | El Imparcial de Oaxaca
El disc dog es la competencia canina que muestra el vínculo del hombre y el perro.

Cristóbal Reyes León.

El “Disc dog” o “frisbee” con el perro es un deporte muy divertido que combina la habilidad del hombre con agilidad y destreza de un can con un disco.

Es un juego bastante entretenido, sucede al aire libre, no hay pantallas ni monitores, sólo son frisbees y los jugadores son peludos, corren con la lengua por fuera y andan en cuatro patas. Se trata de una del Disc Dog.

Esta competencia canina requiere de mucho entrenamiento y una gran alianza entre hombre y animal. Aprender a lanzar el disco es uno de los secretos de esta disciplina, además de que hay claves para enseñar al can a seguir el frisbee.

En Oaxaca hay muy pocas personas que lo practican, serían hasta contadas con las manos los entrenadores que llevan a cabo esta actividad en la Verde Antequera, sin embargo, el maestro Alan Gómez es una persona que he llevado a cabo esta disciplina desde hace ocho años.

“El frisbee es algo muy padre, a ellos (los perros) les encantan, no podrían hacerlo por horas, lo harían de por vida. Lo importante es adiestrarlos como se debe, hay que amar a los perros para hacer esto”, dijo.

Para el discogger es muy importante el entrenamiento, a lo que recomienda muchas horas de ensayo con o sin el disco, además de mucha paciencia.

“Es necesario que el perro vaya aprendiendo bien, se deben hacer ejercicios como lanzamientos en blanco, esto para que se vaya acostumbrando y sobre todo, para evitar que pueda tener alguna lesión innecesaria y haga que el perro se desmotive.

Es también muy importante que los perros comiencen con esto desde temprana edad, lo más recomendable es los dos meses de vida, que inicien con discos blandos de plástico o tela, para que sus dientes deseen esa sensación de tener algo en el hocico y vayan agarrando la costumbre”, enfatizó.

En la Escuela Gogo-Dogs Oaxaca, ubicada en San Antonio de la Cal, al frente del entrenador Alan Mendoza, los canes son instruidos de en gran manera tanto que solo sea para obediencia y adiestramiento o como para que participen en justas deportivas.

Los principales representantes de la escuela son “Rhon” un Labrador de cinco años, que a pesar de su tamaño, es un perro que sabe brincar de forma espléndida por el disco, por otra parte, “Khloe,” es una Pastor Belga Malinois que con tres años de vida, realiza espectaculares lances por el frisbee.

“El disco debe presentarse como un nuevo juguete para el perro. Eso ayudará a que estén más predispuestos a participar en la actividad e intentar capturar el frisbee. No todos los perros están igual de motivados ante la propuesta de juego. Algunos requieren incentivarlos para que lo atrapen. Unos son más hiperactivos que otros”, mencionó el couch.

Además de esta modalidad con los perros, el discogger pretende implementar en los próximos meses en su academia otra disciplina muy entretenida como lo es el agility, agilidad en español, el cual es un deporte en el que el can debe pasar por una serie de obstáculos de manera estética.

La competición en puerta para Alan y su equipo será este mes de mayo en Ixtapaluca en el Estado de México como parte del campeonato de frisbeestyle organizado por SkyHoundz, el organismo internacional de Disc Dog. Este certamen se realizará en Oaxaca el próximo mes de noviembre.

 

 

Relacionadas: