Canchas de tenis: Botín de la delincuencia |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Canchas de tenis: Botín de la delincuencia

El Centro Tenístico de Riberas del Atoyac se ha convertido desde hace algunos años en botín de la delincuencia, que espera las sombras de la noche para hacer de las…

Canchas de tenis: Botín de la delincuencia | El Imparcial de Oaxaca

El Centro Tenístico de Riberas del Atoyac se ha convertido desde hace algunos años en botín de la delincuencia, que espera las sombras de la noche para hacer de las suyas con toda libertad.
El complejo deportivo, abierto al público en el año 2000, es hoy en día una instalación en ruinas, que clama por el apoyo oficial para volver a ser lo que un día fue:un lugar en donde se fomenta el llamado deporte blanco.
Son cinco las canchas de tenis construidas por el Gobierno del Estado que servirían para la formación de nuevos talentos, sin embargo, la falta de recursos para su manteamiento, así como de vigilancia, lo convierten en “boca de lobo”, y en donde ni la autoridad quiere estar.
Por la mañana, este espacio que se ubica en inmediaciones de la colonia Libertad, es atendido por personal de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte, que solo llega a ver cómo lo han dejado los delincuentes por la noche.
Trabajadores indicaron que durante algún tiempo hubo vigilancia, pero por las noches los delincuentes acudían a amedrentarlos, a tocarles o azotarles la puerta de acceso a oficinas.
Hoy, hasta como baño público es utilizado el lugar, a esto se suma que no hay alumbrado, porque hasta con el cable cargaron “los amigos de lo ajeno”, además, a pesar de tener puertas de acero fuertemente reforzadas, todas las chapas han sido violadas, doblado las puertas, dando oportunidad para que puedan robar: raquetas, pelotas, la bomba de agua, ropa y calzado del personal que labora ahí.
Incluso hasta un frigobar que se encontraba en el interior y que estaba descompuesto, los malandrines se dieron el lujo de dejarlo en el pasillo de las oficinas y a la noche siguiente terminaron por llevárselo.
Los trabajadores reconocen que si bien en los últimos meses los delincuentes han entrado en 10 ocasiones, es poco.
“Se llevaron 25 metros de malla perimetral que separa las canchas de tenis, con la calle, sin que nadie vea ni escuche nada”, afirmó uno de los trabajadores.
Recordó que el año pasado las lluvias también afectaron las canchas inundándolas, por lo que tuvieron que tapar los huecos que servían para que por ahí saliera el agua, para evitar que entrara.
Son unas 15 las personas que todos los días, en promedio, hacen uso de las instalaciones, a las que no se les puede cobrar, ya que el espacio se encuentraen pésimas condiciones, además, solo tres canchas se encuentran habilitadas para ser usadas, ya que las redes también han desaparecido.
El Centro Tenístico de Riberas del Atoyac es uno de los inmuebles que fue recorrido por la actual administración del deporte en el estado, y al que su titular, Monserrat Aragón Heinze, prometió se les inyectarán recursos para que pueda ser reutilizado nuevamente.
Para ello, dijo que ya están en pláticas con autoridades de la Comisión Nacional del Agua, para que les certifique la posesión del espacio y poder hacer las inversiones necesarias.