¡Divino Tesoro!
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Súper Deportivo

¡Divino Tesoro!

Ricardo “La Joya” Monreal es el tesoro más preciado de la cantera Alebrije, de origen humilde y nacido en Zacatecas, el joven delantero encarna los valores del equipo oaxaqueño: trabajo y humildad, un ejemplo de éxito para la juventud oaxaqueña

  • ¡Divino Tesoro!
  • ¡Divino Tesoro!
  • ¡Divino Tesoro!
  • ¡Divino Tesoro!
  • ¡Divino Tesoro!
  • ¡Divino Tesoro!
  • ¡Divino Tesoro!
  • ¡Divino Tesoro!

Son las 9:00 horas en punto, del taxi bajan el equipo de comunicación social de Alebrijes de Oaxaca y Ricardo Saúl Monreal, conocido dentro de los Alebrijes como “La Joya”, apodo que tiene sentido cuando se sabe que el joven delantero nacido en Zacatecas, está por cumplir los 17 años de edad el próximo 10 de febrero.

Cuánto tiempo pensaste en tu celebración, le pregunto a La Joya, quien responde que la noche pasada estuvo meditando junto al “Mini”, tercer portero de Alebrijes y el mejor amigo de Monreal. Y es que el zacatecano metió su primer gol como profesional el pasado sábado 3 de febrero, cuando el conjunto zapoteco cayó en case ante Leones Negros, pero la noticia fue justo su gol, un gol que le está cambiando la vida.

Nos reunimos en una pequeña fonda en la agencia de Santa Rosa, le pregunto si ya comió memelas, sonriendo me responde que sí y pide una de chicharrón y un de papa con chorizo, pregunta si el chicharrón pica, el jovencito no come picante, lo que le recuerda los guisos de su mamá, a quien no ve desde hace un mes, pues el delantero del Ascenso MX vive solo.

“Mis papás son trabajadores de gobierno, tengo dos hermanos mayores, pero en la familia somos muy independientes y nos tenemos confianza, por eso vivo solo”, dice Monreal.

Tener 17 años, ser futbolista profesional y vivir solo no son un paquete sencillo. En nuestra época es más fácil que un joven de esa misma edad esté enviciado con Facebook que construyendo una carrera profesional.

“Mi papá fue el que me inculcó el deporte, con él iba a los entrenamientos, además de que es mi representante”, dice sonriendo Ricardo, a quien todavía se le notan rasgos infantiles y un físico al que le falta embarnecer.

“A los 15 años me di cuenta que tenía que dar el doble para poder sobresalir, me daba miedo de ver cómo iban corriendo a mis demás compañeros, yo no quería ser uno de ellos, por eso me esforzaba el doble”, recuerda el jovencito de casi 17 años, que recuerda su infancia como si tuviera 30 años de edad.

“Cuando debuté contra el Veracruz, en un partido de Copa, Irving Rubirosa me dijo algo que nunca olvidaré, me dijo que en el futbol no hay grandes ni chicos, solo hay buenos o malos, se me quedó grabado y yo siempre quiero estar con los buenos”.

De extracción atlista, “La Joya” Monreal recuerda sus inicios en el futbol: “En Zacatecas entrenaba, pero si me quedaba ahí no iba a trascender, entonces me fui a hacer pruebas con el Atlas, quedé y me fui a vivir a Guadalajara”. El zacatecano cuenta que cuando vio las instalaciones del conjunto rojinegro se dio cuenta de que ya estaba en otro nivel.

“Cuando jugamos la final contra Santos en categorías inferiores el profe me llamó, me dijo que otro compañero y yo iríamos a la Selección Sub16, fue un día muy feliz para mí”. Al decir esto a Monreal le cambia el rostro, no es para menos, para cualquier jugador es una ilusión representar a su país.

Aunque Monreal jugaba para el Atlas, los Alebrijes ya tenían la carta del jugador y La Joya se encontraba a préstamo en el conjunto atlista, por lo que en el verano del año 2017 se incorporó de lleno en la disciplina de Alebrijes.

“Mi contrato es por dos años, pero yo no pienso en nada más, estoy con Alebrijes a muerte y no pienso en otra cosa que mostrarme y dar mis mejores resultados, con Irving siempre juega el que está mejor, lo que me motiva a buscarme un lugar en el 11 titular”.

Cuestionado por los objetivos que tienen esta temporada, Monreal señaló que lo suyo es tener más minutos de juego, aunque piensa que cuatro goles en el torneo sería una buena cifra, además que el jovencito se prepara para el próximo Mundial Sub20.

Como todo adolescente, Monreal se dice fanático de Netflix y de ver videos en Youtube, sus tiempos libres los pasa jugando videojuegos en su casa y con su amigo El Mini.

Monreal forma parte de ese grupo exclusivo de jovencitos que está teniendo minutos y despuntando en un futbol plagado de extranjeros. Su éxito no es producto de la casualidad, ya que todos sus logros se deben a su familia, que le ha inculcado los valores y el carácter para pelear por sus sueños en el futbol profesional.