La Cáscara y El Imparcial, juntos por la sociedad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

La Cáscara y El Imparcial, juntos por la sociedad

Trabajadores de ambas empresas convivieron en un partido de futbol para recaudar fondos y ayudar a los pacientes del Hospital Civil

La Cáscara y El Imparcial, juntos por la sociedad | El Imparcial de Oaxaca

Diversión y un sano esparcimiento fue lo que se vivió en las canchas de La Cáscara, ubicadas en el municipio conurbado de Xoxocotlán.
En punto de las 11:00 horas integrantes de la redacción de El Imparcial y personal de La Cáscara se dieron cita en las instalaciones del complejo deportivo para disfrutar y además apoyar a quienes más lo necesitan, en especial los paciente que padecen las deficiencias en los Servicios de Salud en la capital del estado.
Fue una convivencia pacífica y deportiva, en donde lo último que importaba era quién resultaba ganador, ya que el partido fue organizado con el objetivo de hacer conciencia y apoyar a las personas que se encuentran es situaciones desfavorables.
En entrevista con El Imparcial, el administrador de La Cáscara, el arquitecto Antonio Vázquez Díaz, compartió que son una empresa socialmente responsable y sensible con las necesidades de los oaxaqueños, por lo que el arbitraje y lo juntado en el partido servirán para apoyar con insumos a los familiares y pacientes del Hospital Civil.
Con estas actividades El Imparcial, representado en la figura de Rafael Santiago, jefe de Recursos Humanos, confirma su política social y de ayuda a los sectores de la sociedad más vulnerables, además de confirmar su sociedad con empresas socialmente responsables y comprometidas con la sociedad oaxaqueña.
Resaltó que el día de hoy, representantes de La Cáscara harán entrega de lo recolectado, además de llevar café y algunos alimentos a quienes esperan a sus enfermos y no se separan de ellos.