Las señales de alerta de un tumor cerebral en niño |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Las señales de alerta de un tumor cerebral en niño

Molestias frecuentes como el dolor de cabeza son una señal de alarma de un tumor cerebral en niños

Las señales de alerta de un tumor cerebral en niño | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Los tumores del sistema nervioso central son la segunda causa de muerte en niños en México, solo después de la leucemia y a pesar de su prevalencia, no todos los padres están informados acerca de las señales de alerta. Por ello, te decimos cómo identificar a tiempo los síntomas de un tumor cerebral en niños.

Tanto niños como niñas pueden desarrollar un tumor cerebral, por lo que es indispensable conocer las manifestaciones tempranas de este grave problema.

Tumor cerebral en niños

De acuerdo al Dr. Miguel Jesús Bernés Rodríguez, médico especialista en neurocirugía pediátrica y adscrito al Servicio de Neurocirugía del Hospital Juárez de México (HJM), los tumores del sistema nervioso central surgen por un crecimiento anormal de células y una alteración en los tejidos del cerebro o la médula espinal.

Foto: Internet

Existen diversos tipos de tumores cerebrales en niños, pero entre los más frecuentes se encuentran:

Astrocitomas

Meduloblastomas

Ependimomas

Los astrocitomas son los más comunes y pueden encontrarse en cualquier parte del encéfalo o la médula espinal.

Síntomas de alarma
Un tumor cerebral o en médula espinal puede presentarse desde una edad lactante y hasta la adolescencia y afecta tanto a niños como niñas por igual.

Los síntomas de alarma son diferentes en cada grupo y entre los más comunes se enlistan los siguientes:

Irritabilidad

Crisis convulsivas

Crecimiento anormal del perímetro encefálico o de la cabeza

Alteraciones de la fuerza

Hidrocefálea o aumento anormal del líquido cefaloraquídeo, especialmente en bebés

En el caso de los niños más grandes, uno de los principales síntomas que refieren es el dolor de cabeza intenso, que incluso puede despertarlos por la noche.

También suele haber vómitos en proyectil sin náuseas previas, convulsiones y alteraciones del crecimiento, ya sea un desarrollo precoz o uno tardío.

Cuando existe la presencia de un tumor cerebral en niños, hay un aumento en la presión intracraneana y como consecuencia pueden presentarse también problemas de visión en los pequeños.

Otros síntomas que se deben tomar en cuenta son las caídas frecuentes, la pérdida de coordinación y los problemas para caminar o tomar objetos.

“Tanto los tumores benignos como los malignos causan los mismos síntomas, porque ambos generan una presión intracraneal”, advierte el experto.

Por desgracia, no existe una forma de prevenir o un tamizaje que nos indique de manera oportuna que el niño podría desarrollar un tumor cerebral, por lo que la única forma de sospecharlo es mantenerse atento a los síntomas.

¿Las causas? El factor de riesgo más importante para que un niño desarrolle un tumor son las alteraciones genéticas.

Tratamiento

En cuanto a los tratamientos, el especialista señala que dependerá de cada tipo de tumor, de la zona en la que se encuentre y de la edad del paciente.

En algunos casos el único tratamiento es la cirugía acompañada de una vigilancia posterior para prevenir recaídas.

Si el tumor es maligno será necesaria la quimioterapia y la radioterapia por parte de especialistas en oncología pediátrica.

Es muy importante comenzar con un tratamiento en cuanto se haga el diagnóstico, ya que un tumor cerebral o en médula espinal puede derivar en múltiples complicaciones, como daño permanente de varias funciones, convulsiones de difícil control, problemas de desarrollo y hasta la muerte.

“Por la presión del tumor en el cerebro, el niño puede sufrir secuelas si no recibe un tratamiento oportuno, incluyendo las alteraciones hormonales y la ceguera permanente”, agrega el experto.

Lo más importante es prevenir, por lo que el Dr. Bernés indica que los padres deben llevar un control del niño sano, es decir, llevar a los pequeños a revisiones periódicas con el médico, en donde se evalúe su crecimiento y desarrollo.

“No se deben minimizar síntomas como el dolor de cabeza, a veces puede ser consecuencia de una infección, pero si el dolor persiste durante varios días, es un signo de alarma importante de problemas en el sistema nervioso central”, advierte el experto del HJM.

No lo dudes, ante cualquier síntoma en tus pequeños acude de inmediato al médico, recuerda que el tratamiento oportuno es la única forma de prevenir secuelas y hasta la muerte.