Síndrome de Rapunzel: la obsesión por comerse el cabello
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Síndrome de Rapunzel: la obsesión por comerse el cabello

El síndrome de Rapunzel o tricofagia es un trastorno psicopatológico

Síndrome de Rapunzel: la obsesión por comerse el cabello | El Imparcial de Oaxaca

La tricofagia o también conocida como el síndrome de Rapunzel, es un trastorno psicopatológico que afecta entre el 0.6 y el 1.6% de la población a nivel mundial. Este padecimiento consiste en comer compulsivamente el cabello, causando graves consecuencias en la salud.

Quienes padecen tricofagia son principalmente son mujeres, afectando en la mayoría de los casos a menores de 30 años.

Hasta 2016 se han registrado 88 casos en todo el mundo, de los cuales el 40% ocurrieron en niñas menores de 10 años.

Además, está relacionado con la tricotilomanía, un trastorno que consiste en la manía de arrancar el cabello o incluso el vello de zonas como las cejas y pestañas, provocando pequeñas pérdidas de cabello hasta una calvicie severa. Asociado a problemas de depresión, ansiedad y baja autoestima.

Síntomas y consecuencias de comer cabello

Las principales señales de esta rara obsesión pueden ser dolores o tensión abdominal, pérdida del apetito, náuseas y vómitos, así como pérdida de peso.

Entre las más graves se encuentran las perforaciones intestinales o sangrados, que son señales de alerta para ir inmediatamente con un médico.

Por otro lado, las consecuencias son obstrucciones en las paredes del intestino, resultado de la formación de un tricobezoar, una especie de masa en forma de bola o pelota compuesta por cabello, permaneciendo en el estómago por un largo tiempo junto a la comida que se ingiere y los fluidos corporales.

Así como la inflamación de las encías, gingivitis, diarrea y mala absorción de los nutrientes.

Tratamiento para el síndrome de Rapunzel
Para solucionar el problema se recomienda acudir al psiquiatra y al médico para dar un seguimiento clínico y evitar la costumbre de ingerir el cabello.

Dependiendo del tamaño de los tricobezoares se realizan diferentes intervenciones medicas, como laparoscopías o endoscopías. En los casos más graves, los pacientes tienen que ser intervenidos quirúrgicamente para extraer las bolas de cabello dentro del estómago.