Las principales causas de cáncer de mama en México
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Las principales causas de cáncer de mama en México

Nuevas investigaciones que sugieren que el cáncer de mama puede ser prevenible

Las principales causas de cáncer de mama en México | El Imparcial de Oaxaca

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres mexicanas mayores de 25 años, según la Fundación de Cáncer de Mama (Fucam). El desarrollo de este padecimiento puede ser por diversas razones, sin embargo, hay cuatro factores más comunes.

La edad. Dos de cada tres cánceres de mama invasivos, son detectados en mujeres de 55 años o más. Las mujeres diagnosticadas con esta enfermedad tienen más de 50 años y el riesgo aumenta con la edad.

Etnia. Las mujeres caucásicas tienen más probabilidades de ser diagnosticadas, y las afroamericanas corren un mayor riesgo de morir de cáncer de mama.

Estos son factores que pueden ser importantes para considerar si existe otro factor de riesgo.

Por su parte, las mujeres asiáticas, las nativas americanas y las hispanas tienen menores probabilidades de desarrollarlo y morir por esta enfermedad.

Antecedentes familiares. El riesgo se duplica si un familiar tuyo ha tenido cáncer de mama. Aunque menos del 15% de las mujeres diagnosticadas tienen un historial familiar de la enfermedad, no quiere decir que deba pasar desapercibido.

Es importante programar los exámenes que sean adecuados para ti, aun cuando no tengas esta enfermedad en tu árbol genealógico.

La genética. Cuando una mujer tiene la mutación del gen BRCA1 o BRCA2 tiene un mayor riesgo de cáncer de mama y también del cáncer de ovario.

Diagnóstico oportuno de cáncer de mama

Los médicos pueden recomendar pruebas genéticas que busquen genes alterados de BRCA y otras mutaciones. De esta manera, los resultados pueden ayudar a determinar si una mujer es candidata a una cirugía preventiva, evaluaciones adicionales o medicamentos para reducir el riesgo de un diagnóstico de cáncer.

El objetivo es encontrar la mutación en las mujeres antes de que desarrollen cáncer, una prueba de sangre o saliva puede detectar si están en alto riesgo, de acuerdo a la doctora Esther Dubrovsky, cirujana de mamas del Houston Methodist.

Para Dubrovsky, depende de los médicos educar a las mujeres sobre su riesgo personal de cáncer de mama, además el Colegio Americano de Radiología (ACR por sus siglas en inglés) y la Sociedad de Imagen de Mama (SBI por sus siglas en inglés), están recomendando que todas las mujeres tengan una evaluación de riesgo a los 30 años, con el objetivo de conocer si necesitan un examen de detección antes de los 40 años.”

¿Es posible prevenir el cáncer de mamá?
Cada día surgen nuevas investigaciones que sugieren que el cáncer de mama puede ser más prevenible, “Las mujeres pueden tomar medidas para mitigar el riesgo de desarrollar cáncer de mama y aumentar sus posibilidades de supervivencia si éste se presenta”, explicó la Dra. Polly Niravath, oncóloga de mama y directora del Programa de Supervivencia del Cáncer del Houston Methodist Cancer Center.

Para reducir el riesgo de cáncer de mama debes hacer ejercicio moderado, especialmente cardiovascular. Algunos estudios estiman una reducción de riesgo de entre 15 y 30 por ciento.

Así como mantener un peso corporal saludable. Las mujeres que tienen más células de grasa producen mayor estrógeno y tienden a tener niveles altos de insulina, los cuales están relacionados con un mayor riesgo de este tipo de neoplasia.

Limitar el consumo de alcohol a tres o menos bebidas por semana puede beneficiarte, si deseas no abstener de ellas recuerda que tienes más probabilidades de desarrollarlo, por lo tanto, se recomienda que tomes diariamente multivitamínicos con ácido fólico.

Estudios sugieren que consumir más grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva, también puede ayudar a protegernos contra el cáncer de mama.

Finalmente las evidencias sugieren que la lactancia materna reduce el riesgo de padecer cáncer de mama, una posible explicación es que quienes amamantan tienen menos ciclos menstruales a lo largo de su vids, por lo tanto, menos exposición al estrógeno.

 

 

Relacionadas: