Aumentan derrames cerebrales en jóvenes
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Aumentan derrames cerebrales en jóvenes

Se ha visto un aumento de casos en jóvenes productivos de 20 a 30 años

Aumentan derrames cerebrales en jóvenes | El Imparcial de Oaxaca

Los derrames cerebrales están relacionados siempre con la gente mayor, sin embargo, médicos advierten que en la actualidad hay un aumento alarmante de los casos de jóvenes con derrame cerebral a causa de un mal estilo de vida.

Uno de los grandes problemas es que los jóvenes no suelen estar al tanto y piensan que un derrame cerebral no puede ocurrirles.

Sin embargo, el sedentarismo, el uso excesivo de alcohol, drogas, estimulantes sexuales y bebidas energéticas están contribuyendo a un mayor riesgo de derrame cerebral en menores de 40 años.

Jóvenes con derrame cerebral

Un derrame cerebral ocurre cuando se interrumpe el flujo sanguíneo en el cerebro y cada minuto que pasa un paciente sin recibir atención médica, mueren más y más neuronas, lo que puede dejar serias secuelas físicas.

De acuerdo al neurólogo José Silié Ruiz, el descuido de la presión arterial es uno de los principales factores y se estima que un 25% de los derrames afecta a la gente joven por esta razón.

Desafortunadamente, algunas personas jóvenes tienen la presión alta pero no lo descubren hasta que han sufrido un derrame.

El poco ejercicio del cerebro por el uso excesivo de la tecnología está atrofiando las funciones cerebrales y ha elevado los casos de jóvenes con derrame cerebral.

“A todos nos ha pasado, se te dañó el celular, a quien vas a llamar, ¿a tu casa? Ya ni el número de teléfono de tu oficina te sabes”, dice el experto.

Cuando el cerebro no se estimula ni se fortalece a través de actividades como la lectura, se producen casos de derrame cerebral más severos y a más temprana edad.

Casos de derrame cerebral en jóvenes
Un caso de derrame cerebral en jóvenes es el de Dave, un chico que a los 20 años sufrió un derrame el día de Navidad de 2012.

Se había pasado una noche anterior con vómitos y malestar, pero asumió que tenía una infección estomacal.

Por la mañana, cuando estaba con su familia abriendo los regalos de Navidad, empezó a sentirse realmente mal. Dijo que necesitaba acostarse un rato y que iría a su cuarto, pero nunca llegó a su cama.

Dave no recuerda que pasó pero cuando recobró el sentido, estaba acostado con sus familiares alrededor y sin la capacidad de hablar ni mover el brazo derecho.

Sabía que algo malo había pasado pero nunca se imaginó lo que los médicos le dirían: había sufrido un derrame cerebral.

Eso afectó sus estudios universitarios por que la parte derecha de su cerebro se dañó y lo dejó prácticamente incapaz de escribir y con problemas en la mitad de su rostro.

“Cuando sonrío, la parte derecha de mi cara no sonríe tanto”, dice el joven.

Síntomas de derrame cerebral en jóvenes
Para detectar un derrame, hay que presar atención a tres aspectos:

Cara: Un lado de la cara, la boca o el ojo pueden aparecer caídos y puede que haya problemas para sonreír.

Brazos: Puede haber incapacidad para levantar uno o ambos brazos o de mantenerlos en el aire, por debilidad o adormecimiento.

Habla: Hay dificultades para hablar y el lenguaje puede ser confuso o incoherente. Incluso puede haber incapacidad total para hablar a pesar de estar despierto.

“Un dolor de cabeza intenso y súbito, suele ser el dato clásico de que un derrame cerebral ocurre, aunque también puede haber síntomas más sutiles como pérdida de fuerza en alguna extremidad, ante lo cual la atención médica es urgente”, advierte Karim Zamora, experto en neurocirugía del IMSS.

La asociación británica de ayuda a pacientes con derrame Stroke Association, afirma que la mitad de los derrames en jóvenes son prevenibles.

Lo ideal para evitar los casos de jóvenes con derrame cerebral es mantener un estilo de vida saludable, dormir bien, comer a las horas que se debe y no abusar de las drogas y el alcohol.

“Va muy de la mano con factores modificables como tabaquismo, alcoholismo, sedentarismo y dieta, estos factores van a coadyuvar para que se reduzca el calibre del vaso sanguíneo o para que se formen coágulos que obstruyan la arteria que producirá una lesión del tejido cerebral”, dice el especialista del IMSS.

Ser joven no te hace invencible, así que cuida tu salud y ante cualquier síntoma busca ayuda médica de inmediata, no esperes a que el malestar “pase”.

 

 

Relacionadas: