Zumbido intenso en el oído puede ser una alerta
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Zumbido intenso en el oído puede ser una alerta

Los músicos y cantantes profesionales están expuestos a ruido de muy alta intensidad, en muchas ocasiones sin protección, lo que produce en la cóclea (parte interna del oído) un trauma que daña las células y deriva en tinnitus.

Zumbido intenso en el oído puede ser una alerta | El Imparcial de Oaxaca

MÉXICO.

Los músicos y cantantes profesionales están expuestos a ruido de muy alta intensidad, en muchas ocasiones sin protección, lo que produce en la cóclea (parte interna del oído) un trauma que daña las células y deriva en tinnitus.

“Cuando hay daño en la cóclea, la información que tendría que llegar al cerebro en forma ordenada llega de manera incompleta y el cerebro no la deja así, sino que la suple con ruido y eso se puede manifestar en el paciente como un zumbido”, explica la médica audióloga Georgina Fuentes.

Encargada del área de Audiología en Comuni-K, dice que en ocasiones se habla de un zumbido objetivo porque quien lo explora lo puede percibir, pero en el 95 por ciento de los casos solamente lo escucha quien lo padece.

“El tinnitus es un ruido que el paciente percibe sin que haya un generador externo, se puede manifestar como un timbre, tintineo, zumbido o chirrido”.

El mal no es reversible, pero hay tratamiento para que el ruido pase inadvertido o la persona se habitúe a él y lo deje de percibir como prioridad. Una opción es hacer una estimulación con ruido tres decibeles arriba del zumbido, intensidad que poco a poco va descendiendo.

En otro tipo de terapias se maneja desde abajo, es decir, primero menos ruido y luego más. “Son varias estrategias que se han utilizado, la que hemos visto que funciona más es la que va de más a menos”.

Un cantante o músico con el padecimiento puede seguir con su profesión y disfrutar su trabajo pero con precauciones, ya que su calidad de vida se ve afectada.

El acúfeno leve se presenta sólo en ocasiones y no interfiere con la calidad de vida; en el moderado el paciente empieza a darse cuenta del zumbido, aunque no sabe de qué se trata, y el severo es aquél que aumenta cuando la persona está en silencio e intenta dormir.

“Ése es el que nos preocupa porque trastorna la calidad de vida, no se puede trabajar, no se puede dormir, cambia el carácter e incluso algunos se suicidan”, alerta.

“A veces el ruido es tan intenso que, a pesar de esa protección, genera un latigazo y daña las células de la base.

“El 85 por ciento de los casos de acúfeno se relaciona con pérdidas auditivas”.

Para realizar un diagnóstico existen pruebas de cuánto escucha un paciente oído por oído. “Se realiza una autoscopía para saber si el paciente no tiene una obstrucción y ver las características de la membrana; a veces el zumbido puede ser por un tapón y con eso se resuelve el problema o quitando un proceso inflamatorio”.

La especialista en Audiología señala que cuando la gente sale de un concierto el zumbido dura de seis a 12 horas, ya que el nervio se fatiga, pero se recupera en silencio, es como un reposo auditivo, pero puede llegar el momento en que si esto es constante los nervios se lastimen y quede un daño permanente.

“Tiene que ver mucho la periodicidad con ese padecimiento, pero también hay predisposición, es decir que si dos pacientes van a un concierto a los dos no les da el mismo daño, hay quienes son más susceptibles por herencia, por alguna enfermedad o por un daño previo”.

Escuchar música con audífonos, pese a no ser algo malo, debe hacerse con responsabilidad, a volumen moderado, con una intensidad que no rebase los 85 decibeles. “Los músicos escuchan música a gran intensidad en sus audífonos, de unos 90 decibeles directo en los oídos, eso hace que el daño acústico sea más pronto, a más temprana edad y más intenso”.