Quantcast

Policiaca

Riña en la UABJO

Alumnos llamaron a emergencias y pidieron apoyo de corporaciones policiacas al asegurar que la seguridad en la institución educativa fue rebasada
por Jacobo Robles

Dos estudiantes lesionados tras una riña en el interior de las instalaciones de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) en la Avenida Universidad.

Los agresores escaparon y fueron identificados como porros.

Cuando comenzó la pelea comenzaron a llamar al número de emergencias para pedir ayuda.

Explicaban que en el interior de la UABJO se peleaban estudiantes y porros, por lo que solicitaban que enviaran algunas patrullas para poner orden.

Agregaron que los uniformados que custodian la institución educativa fueron superados por los agresores, además de que ya había heridos por arma de fuego.

Elementos policiacos llegaron a la máxima casa de estudios y se encontraron a los jóvenes peleando.

Los rijosos, al ver a los policías, comenzaron a correr en diversas direcciones.

En tanto, los policías auxiliaron a dos jóvenes, Migue, de 25 años de edad y Jorge, de 23.

Ambos sufrieron heridas por golpes y no por disparos como indicaba el reporte emitido momentos antes.

Sin embargo, investigaciones realizadas arrojaron que sí hubo detonaciones de armas de fuego.

Tras ser valorados, los lesionados fueron estabilizados en las instalaciones de la UABJO, en tanto se pedía el auxilio de personal de la Cruz Roja Mexicana.

Los paramédicos, tras otorgarles los primeros a los jóvenes, los trasladaron a la clínica de la benemérita institución para su atención médica.

En tanto, alumnos de la universidad, identificaron a los agresores y los señalaron, por lo que los guardianes del orden los persiguieron sin éxito, ya que finalmente los burlaron y lograron escapar.

Las primeras investigaciones establecieron que todo comenzó cuando a las instalaciones de la máxima casa de estudios arribó un grupo de jóvenes que portaban vestimenta de color negro y se hacían liderar por uno más.

A los pocos minutos comenzaron a golpear a uno de los estudiantes en la institución, quien logró escapar y se refugió en las oficinas de Rectoría, donde fue auxiliado por sus compañeros.

Los estudiantes indicaron que vivieron de cerca la agresión a dos de sus compañeros.

Se atrevieron a pedir a las autoridades mayor seguridad pues sus estudios se ven interrumpidos por actos vandálicos como el ocurrido ayer, en donde se pone en riesgo la integridad física de los verdaderos estudiantes.

Exigieron que los responsables de las agresiones sean detenidos y castigados como lo marca la ley.

Se esperaba que una vez que los dos jóvenes fueran dados de alta, acudieran a las oficinas del Ministerio Público para formalizar la denuncia, en contra de los agresores, los cuales están plenamente identificados.