Callan cetemistas por múltiple homicidio en Oaxaca | Policiaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Callan cetemistas por múltiple homicidio en Oaxaca

Deciden reservarse su derecho a declarar luego de ser acusados de homicidio calificado con las agravantes de premeditación y ventaja

Callan cetemistas por múltiple homicidio en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Marco Antonio y Moisés Maday, mejor conocido como El Mara, se reservaron su derecho a declarar ante el personal actuante del Juzgado Segundo Penal por su presunta participación en la comisión del delito de homicidio calificado con las agravantes de premeditación y ventaja en agravio de Plutarco, Irving Adai, Plutarco GS, Héctor Javier y Édgar.

En la diligencia, Marco Antonio, de 46 años, dijo tener su domicilio en Santa Cruz Amilpas y desempeñarse como transportista.

Mientras que Moisés Maday, de 38 años, dijo desempeñarse como empleado doméstico y tener su domicilio en Santa Cruz Amilpas, Oaxaca.

Tras escuchar la acusación en su contra, ambas personas decidieron reservarse el derecho a declarar para hacerlo con posterioridad.

Asimismo, por medio de su defensa solicitaron la ampliación del término constitucional por otras 72 horas.

En el expediente penal 86/2017 se encuentran las testimoniales de dos personas, quienes concordaron en decir que el 13 de junio de 2013 se trasladaron hacia San Pedro Totolapan, Tlacolula, Oaxaca, con la finalidad de ver la compra de la concesión de un taxi en San Pedro Miahuatlán.

Para esto, al llegar a Totolapan se reunieron con el señor Plutarco, quien era transportista adherido a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Agregó uno de los testigos que, al hablar con el señor Plutarco, este le dijo que lo esperara un momento debido a que tendría una reunión con líderes de la CTM, ya que no querían darle viajes –a él y a sus hijos, así como a otras personas- para acarrear en sus volteos material pétreo de la mina de San José de Gracia.

Fue así como acordaron verse en la noche.

Eran alrededor de las 22:00 horas cuando los testigos se encontraban sobre la Carretera Cristóbal Colón 190, a la altura de San Pedro Totolapan, Tlacolula Oaxaca, a la altura del kilómetro 80+700.
Repentinamente comenzaron a escuchar el tableteo de fusiles de armas de asalto.

A lo lejos, dijeron, vieron cómo desde una camioneta Pick Up, doble cabina, color blanco, realizaban los disparos, al mismo tiempo que veían a personas caer.

Esto, dijeron, les causó temor y se resguardaron cerca de su vehículo, por lo que notaron que la camioneta comenzó avanzar lentamente hacia ellos con dirección al Istmo de Tehuantepec.

Los testigos aseguraron que al estar a unos cuantos metros, notaron que en la cabina viajaban dos personas, una de ellas, del lado del copiloto era el líder de la CTM, Marco Antonio.

Asimismo, atrás, en la batea de la camioneta, con armas largas también viajaban otras dos personas, entre ellas Moisés Maday, conocido como El Mara.

Dijeron los testigos que ellos identificaron bien a los presuntos agresores, principalmente al líder de la CTM, puesto que por lo regular anda con su gente en el Mercado de Abasto en la ciudad de Oaxaca.

Luego de que estas personas siguieron su camino hacia el Istmo, ellos se acercaron al sitio donde ocurrió el ataque, es por ello que se vieron sorprendidos al ver tirados y reconocer al señor Plutarco y a sus dos hijos, así como a otras dos personas que no conocían.

Mencionaron que sintieron temor y optaron por retirarse del lugar.

De igual manera, agregaron que cuando otros pobladores se acercaron al sitio del atentado, mencionaron que durante la reunión el señor Plutarco se había hecho de palabras con el líder de la CTM, por ello presumían que esa sería una de las razones del homicidio.

Luego de la inspección ocular realizada por un agente del Ministerio Público y peritos del Instituto de Servicios Periciales, se ordenó el levantamiento y traslado de los cuerpos al descanso municipal de Totolapan.

Durante la madrugada, Héctor Javier, fue identificado por su mamá, Valentina, quien dijo el occiso contaba con 22 años, era originario de Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México y vecino de San Pedro Totolapan y tenía dos hijas, una de siete años y otra de ocho meses de nacida.

A Édgar lo identificó su hermano Jesús, de 22 años, quien dijo que el occiso tenía 18 años de edad, se desempeñaba como ayudante de albañil y tenía su domicilio en la colonia Los Pinos, San Pedro Totolapan.
Mientras que a Plutarco, Irving Adai y Plutarco GS los identificó la señora Denia, quien dijo ser esposa de Plutarco GS, quien contaba con 33 años, nuera del señor Plutarco, de 61 años y cuñada de Irving Adai, de 22 años, quienes eran choferes adheridos a la CTM de la sección 111.

Consignada la averiguación previa, el juez segundo penal libró las respectivas órdenes de aprehensión, mismas que fueron ejecutadas el pasado lunes 6 de noviembre sobre carretera a El Rosario, sitio donde supuestos armados intentaron rescatar a Marco Antonio, secretario de Finanzas de la CTM, delegación Oaxaca.

Ahora, tras haberse reservado el derecho a declarar, los dos indiciados esperan que en la próxima semana, el juez les determine su situación jurídica correspondiente.