Invitan a adolescente a una exhibición deportiva… lo secuestran y lo matan | Policiaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Invitan a adolescente a una exhibición deportiva… lo secuestran y lo matan

La familia de Zeferino “levantado” en Naucalpan y hallado meses después en la fosa común con dos impactos de bala en la espalda, vivió meses de búsqueda e incertidumbre

Invitan a adolescente a una exhibición  deportiva… lo secuestran y lo matan | El Imparcial de Oaxaca

A Zeferino Domínguez Villanueva lo citaron el pasado 27 de junio en un estacionamiento de la plaza La Cúspide en Naucalpan, para invitarlo a llevar su automóvil deportivo a una exhibición. Ese fue el último día que sus padres tuvieron contacto con él, pues fue secuestrado y matado un día después.

Sus padres ignoraron por cuatro meses que se encontraba en una fosa común en calidad de desconocido, tras ser hallado con impactos de bala en la espalda, un día después de su secuestro, el 28 de junio en la zona de Praderas de San Mateo.

Una persona hizo contacto con el joven de alrededor de 17 años de edad, quien era miembro del equipo de futbol americano Bucaneros de Satélite, para citarlo en el estacionamiento del centro comercial de Naucalpan para invitarlo a una exhibición de automóviles, a donde Zeferino se presentó alrededor de las 11:30 de la mañana del 27 de junio.

Cuando su padre intentó hacer contacto con Zeferino para saber cómo había ido el encuentro, se encontró con que las llamadas y mensajes no entraban al número de su hijo. Horas más tarde recibió una llamada en la que le indicaban que había sido secuestrado y a cambio de liberarlo le pedían una fuerte suma de dinero.

Zeferino quien tenía un Ford Focus RS en color verde brillante, fue ‘levantado’ en una camioneta Pick Up en color blanco. Su deportivo con matrícula NBY7264 también desapareció del centro comercial.

Tras presentarse en el estacionamiento del centro comercial para preguntar por indicios del paradero de su hijo, el padre del deportista solicitó apoyo a la Subprocuraduría Especializada en Investigación y Delincuencia Organizada (SEIDO) quien apoyó en la negociación para lograr el rescate de Zeferino, sin embargo, los delincuentes aseguraron durante la llamada que matarían al joven.

Pasaron cuatro meses de incertidumbre para la familia y amigos de Zeferino; fue hasta el pasado 27 de octubre cuando la familia tuvo información sobre el paradero del atleta, luego de que difundieron a través de redes sociales fotografías de Zeferino en las que pedían ayuda para localizarlo.

De acuerdo con los familiares, el día de su desaparición se levantó una denuncia ante la PGR sin que esta arrojara resultados, fue tras solicitar ayuda a través de redes sociales el pasado mes de octubre que la familia tuvo información de que éste fue hallado en un día después del secuestro y trasladado al Semefo, donde permaneció en calidad de desconocido, para ser finalmente enviado a la fosa común el pasado 21 de julio aseguró en entrevista para una cadena televisiva, el padre de Zeferino.

La PGR en conjunto con la FGJEM realizaron pruebas genéticas a los familiares del atleta, para determinar que coincidan con el cuerpo encontrado en Praderas de San Mateo en aquel municipio mexiquense.

A través de su cuenta de Facebook, el equipo de Bucaneros de Satélite, equipo en el que jugaba Zeferino desde pequeño anunció la muerte del jugador y envió condolencias a la familia.