Historia de vida: "No quiero nada con él" | Policiaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones
Última Hora Especiales Videos

Policiaca

Historia de vida: “No quiero nada con él”

Vinculan a proceso a imputado de violencia intrafamiliar y como medida cautelar no podrá acercarse a la víctima, tendrá que asistir a terapias psicológicas y al centro de reeducación para hombres que ejercen violencia

Historia de vida: “No quiero nada con él” | El Imparcial de Oaxaca
Young desperate man in casual clothes abandoned lost in depression sitting on ground street concrete stairs alone suffering emotional pain, sadness, looking sick in grunge lighting

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Su rostro muestra probablemente arrepentimiento, sensatez a lo mejor porque sabe que incurrió en un delito y tal vez por eso a todas las condiciones que expone Yolanda, a quien en el año 2000 juró amar y querer hasta que la muerte los separe, dice que sí.

De tez morena y complexión robusta, Antonio mira de reojo a su esposa del otro lado del banquillo, como queriendo pedir perdón o alguna otra oportunidad, pero se aguanta porque no es el momento, al contrario, la audiencia celebrada ayer en una sala de los juzgados de Circuito Judicial de Valles Centrales fue para vincularlo a proceso.

“Ya me tienes hasta la m…”

Yolanda fue víctima de violencia familiar, según su denuncia desde tiempo atrás, pero una de las agresiones físicas por las cuales decidió decir basta, ocurrió el 3 de enero del 2016.

A bordo de un coche, Yolanda, sus dos menores hijos, otro familiar y Antonio regresaban a un domicilio de cierto pueblo de Zimatlán de Álvarez, luego de haber acudido a una fiesta familiar.

Al llegar a la puerta, a las 10:30 o 11:00 horas aproximadamente, la familia descendió, pero Antonio arremetió contra su pareja: “Ya me tienes hasta la m…” y se le fue a golpes.
Los niños corrieron al interior de su casa, asustados, pero uno de ellos atestiguó que su padre la golpeaba una y otra vez con las manos y los pies.

Probablemente la golpiza hubiera continuado, de no ser porque en esos momentos se aproximaban al lugar los hermanos de Yolanda, quienes habían ido a visitar a sus padres e intervinieron.

Esa noche, Yolanda determinó que lo denunciaría, sin embargo, no lo hizo hasta el 20 de febrero pasado.

Hace un par de días, ambos fueron citados por primera vez ante el juez de control para que en audiencia, se le comunicara la imputación, dentro del expediente penal 543/2017.

Vinculación a proceso

Ayer, reunidos por segunda vez partes técnicas e involucrados, el fiscal solicitó que la juez vinculara a proceso a Antonio por el delito de violencia familiar.

Como pruebas la autoridad ministerial ofreció la denuncia misma presentada por la víctima, un dictamen psicológico en el que se certifica que Yolanda se encuentra afectada emocionalmente, en un estado de ánimo deprimido crónico.

También se valoró como prueba la inspección ocular que realizaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en el lugar de la agresión, además de entrevistas realizadas a dos testigos y a un adolescente.

Analizadas las pruebas y al no tener más que decir la defensa de Antonio, la juez resuelve auto de vinculación a proceso a Antonio por el delito de violencia familiar y explica a Antonio y a Yolanda que esto no es una sentencia, que es más bien la resolución de que con fundamentos se da un acto delictuoso.

Es visible que al menos para la juez, la audiencia se realizó en un ambiente de intranquilidad, porque ella sentía que a cada rato temblaba, se detenía en sus intervenciones y preguntaba al auxiliar de sala “¿está temblando?”. No era para menos, ayer continuaban las réplicas tras el terremoto ocurrido el pasado jueves en la noche con devastaciones en varias comunidades oaxaqueñas. Se reportaban más de mil replicas hasta el término de la audiencia.

Restricción y terapia

Vinculado a proceso Antonio, el Ministerio Público solicitó como medida cautelar que el procesado no se acerque a lugares en los que frecuenta Yolanda, tampoco que se le acerque a ella en su casa y en su centro de trabajo.

Esto porque a decir de Yolanda, desde que se presentó una demanda de divorcio el hombre continuaba acechándola, acosándola, amenazándola y agrediendo con jalones de cabello. “No me importa nada, tú tienes que estar conmigo por las buenas o las malas”, le dice cada vez que se la encuentra en las calles de su pueblo.

También solicitó la representación social que Antonio se someta al Centro de reeducación para hombres que ejercen violencia contra las mujeres, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO).

Acordando que las terapias Antonio las recibiría en el Desarrollo Integral de la Familia de Zimatlán, pero en horarios o días que no coincidan con la víctima a donde también acude, la juez resolvió que Antonio deberá cumplir con estas medidas y que de no acatarlas podría solicitarse la prisión preventiva. “Es con la finalidad de erradicar patrones de conducta que generan violencia”, aclaró.

Eso sí, quedó claro a Antonio que no se le restringe el derecho de tener comunicación con sus hijos.

Durante el acto, no se precisó el tiempo por el cual Antonio deberá acudir a las terapias, ni se solicitó finalmente alguna reparación del daño aún cuando el Ministerio Público lo quiso hacer en un momento inoportuno.

Para el cierre de la investigación la juez determinó un mes con 15 días, pese a que el fiscal solicitaba tres meses.

La defensa de Antonio solicitó también la suspensión de control de proceso, poco después de que su defendido aceptó acudir a las terapias en cualquier momento, toda vez que ahora se encuentra sin empleo.
En una última intervención, Yolanda pidió nuevamente que Antonio cumpla con lo impuesto, que deje de molestarla u ofenderla porque “no quiero nada con él”.

 

¿Qué es el CREHVM?

El Centro de Reeducación para Hombres que Ejercen Violencia contra las Mujeres, es la instancia pública que proporciona atención especializada en reeducación para prevenir detener y erradicar la violencia contra las mujeres desde un enfoque de género y de acuerdo a los lineamientos legales vigentes

Atiende a hombres que ejercen violencia contra las mujeres para prevenirla, detenerla y erradicarla, teniendo como prioridad la seguridad de las personas afectadas.

Da cumplimiento a las sentencias y medidas de protección dictadas por autoridades del Poder Judicial y de Procuración de Justicia en relación a la reeducación de los agresores contemplada por la ley.
Otorga atención reeducativa a hombres en situación de reclusión por motivos de violencia contra las mujeres, así como en situación de preliberación o libertad condicionada.

Medidas cautelares

No acercarse a lugares en los que frecuenta la agraviada

Someterse a Centro de reeducación para hombres que ejercen violencia contra las mujeres

Recibir terapias en el Desarrollo Integral de la Familia de Zimatlán en horarios que no coincidan con la víctima

No se les restringirá el derecho de tener comunicación con sus hijos.

Relacionadas: