Carambola a causa del exceso de velocidad en Salina Cruz, Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Carambola a causa del exceso de velocidad en Salina Cruz, Oaxaca

Participan tres vehículos en un percance ocurrido en calles de Salina Cruz, tras la imprudencia de un chofer borracho

Carambola a causa del exceso de velocidad en Salina Cruz, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Cuantiosos daños materiales fue el saldo de una carambola de tres vehículos a causa del exceso de velocidad aunado al estado de ebriedad del conductor de una camioneta Nissan cuando circulaban en la Avenida Tampico, entre las calles Manzanillo y Progreso, exactamente donde anteriormente se ubicaba la Ferretera doble A.

Al ebrio sujeto se le acabó su festejó cuando, al circular con su camioneta marca Nissan SE-C6 de color rojo, se impactó contra un vehículo marca Toyota tipo Ilux de color blanco con placa de circulación del Estado de México, en la que viajaba una familia (mamá e hijo) y contra taxi del sitio César Linton marcado con número económico 02-369, sin placa de circulación.

Tras el impacto el chofer del taxi y el joven conductor de la camioneta descendieron de sus respectivos vehículos para dirigirse a la camioneta conducida por el ebrio chofer, a quien lo encontraron sobándose la frente, ya que había sufrido un golpe con el volante a causa del impacto.

El ruletero no esperó y le comenzó a reclamar. “Tú me vas a pagar el golpe”, le gritó.

“A ver, déjame explicarte”, le respondió y al escuchar esas palabras se dieron cuenta que se encontraba en completo estado de ebriedad.
La mamá del otro conductor, quien también se acercó a la camioneta, comenzó a reclamar amenazante. “Este cabrón viene bien borracho, que no se baje del carro hasta que venga la policía para que sólo se lo lleve a la cárcel”, sentenció.

Se estableció que el ebrio conductor venía circulando a bordo de su camioneta sobre la Avenida Tampico de sur a norte con la intención de continuar con la parranda, sin embargo, por el exceso de velocidad en que conducía, no se percató que la camioneta de color blanca que venía delante de él había disminuido su velocidad, porque el taxi que encabezaba la fila, hizo alto total cuando otro vehículo se le cruzó, cortándole la circulación.

Por lo consiguiente el ebrio no logró frenar, lo que provocó que su camioneta chocara en la parte trasera de la camioneta Ilux de color blanco donde viajaba la familia.
Esta camioneta de color blanca, a su vez, por el golpe recibido, se impactó contra el taxi.

No obstante el golpe, ninguna persona resultó lesionada en este accidente, sólo los pasajeros del taxi sufrieron una crisis nerviosa, pero prefirieron bajarse y retirarse del lugar.
En ese momento, por el lugar pasaron elementos municipales a bordo de una patrulla, quienes fueron llamados por los afectados para que se llevaran detenido al ebrio al que no dejaban que se bajara de la camioneta.

Los municipales escucharon la versión de los afectados señalando al borracho con el dedo índice, “ese señor venía manejando bien tomado y mire lo que ocasionó, yo exijo que se me pague los daños”, decía la mamá del joven conductor de la camioneta blanca, “lléveselo a la cárcel hasta que pague, oficial”, le pidió

Acto seguido subieron al presunto responsable a la patrulla y se lo llevaron a la cárcel municipal donde quedó detenido, en lo que se resuelve lo de la reparación de los daños causados.
Minutos más tarde hicieron su arribo elementos de la Policía Vial quienes comenzaron a tomar datos para su peritaje, señalando los golpes ocasionados a los afectados.

La mamá del joven comenzó a discutir acaloradamente, ya que se encontraba inconforme de que su camioneta iba ser llevada al corralón a lo igual que el taxi, a lo que el policía vial le explicó el protocolo.
“Mire señora ustedes dos pónganse de acuerdo”, le dijo un policía señalando al taxista, pero la señora seguía insistente, “yo lo que quiero es que ahorita se me pague los daños”.

Después de ello, el de vialidad le hizo seña al chofer de la grúa para que se acercara, “llévate la Nissan, porque éstos dos pueden caminar”, por lo que los tres vehículos fueron asegurados en el encierro oficial.