En Tlaxiaco, Oaxaca, pobladores hartos exhiben y humillan a presunto ladrón
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

En Tlaxiaco, Oaxaca, pobladores hartos exhiben y humillan a presunto ladrón

Exhiben y humillan a joven acusado de robo, al que desnudaron y golpearon obligándolo a recorrer las calles; ante la negativa de entregarlo a las autoridades, las corporaciones hicieron uso de gas lacrimógeno y emitieron disparos al aire para rescatar al detenido

En Tlaxiaco, Oaxaca, pobladores hartos exhiben y humillan a presunto ladrón | El Imparcial de Oaxaca

Hartos de los robos que se han suscitado en últimas fechas sin que se dé con los responsables, pobladores de la ciudad de Tlaxiaco, exhibieron a una persona acusada presuntamente de robarle un celular a un adolescente, por lo cual, le quitaron la ropa y lo expusieron en diversas calles atado al cuello con unas cuerdas, mientras amenazaban con quemarlo.

Pobladores se dijeron hartos de tanta delincuencia y de que no se castigue a los detenidos.

A decir de los testigos, alrededor de las 16:00 horas, el detenido robó al adolescente un teléfono celular cuando estaba en el local de venta de ropa ubicado en la calle Hidalgo, lo cual fue visto por varios, por lo que, junto con el afectado, comenzaron a seguirlo.

Tras desnudarlo, lo llevaron al centro de la población, amarrado del cuello con una cuerda.

Aseguran que intentó darse a la fuga, por lo que se metió a una casa ubicada en la calle Morelos, a un costado de la tienda del IMSS número 52, de la cual fue extraído por los pobladores, quienes lo insultaban y querían golpear, mientras unos hombres lo jalaban a la vía pública, donde le quitaron todas sus prendas de vestir.

Impedían que los cuerpos policiacos se acercaran; incluso, le poncharon una llanta a la patrulla.

Cuestionado por los pobladores de la zona, dijo llamarse Luis, de 24 años de edad, originario de Cosamaloápam, perteneciente al estado de Veracruz. “Es la primera vez que vengo acá, cómo me voy a querer pasar de lanza con el pueblo, que es su pueblo, es ilógico”, se defendió.

Argumentó que no le quitó el celular al adolescente, que los pobladores primero habían intentado atribuirle este acto a su cuñado.

Sin embargo, ante la mirada de los pobladores, que en su mayoría grababan lo acontecido con su celular, acompañado de su familia el adolescente lo encaró diciéndole “tú me robaste el pinche celular, no te hagas pendejo”.

Lo obligaron a caminar por las calles de la población.

El acusado nuevamente quiso refutar, pero el adolescente, enojado hasta las lágrimas, le dijo “¿si no fuiste tú, ¿entonces por qué te escondiste debajo de la cama y la gente de la casa te ocultaba?”
La madre del afectado volvió a señalar a Luis como el culpable y le dijo “se lo regresas o lo pagas”, ante lo cual éste respondió “se lo pago pero yo no fui”.

La discusión continuó porque él insistía en que era inocente de lo que se le atribuía, pero otra señora le cuestionó por qué llevaba tantos celulares consigo, a lo que él dijo “ah pero están rotos y son de la muchacha que renta ahí, yo tengo un mes aquí”.

Vecinos aseguraban que quemarían al detenido.

Dijo ser ayudante de soldador, con un sueldo de mil pesos mientras que el celular del adolescente cuesta cinco mil, cantidad que exigían los pobladores que fuera pagada en ese momento, mientras gritaban que le querían cortar el cuello; él pidió media hora para ir por dinero y liquidar el monto, pero los pobladores no quisieron.

A las 16:30 horas, personal de la Vicefiscalía Regional de Justicia en la Mixteca, Policía Estatal y Municipal, informó que continuaban hablando con los pobladores puesto que no le querían entregar a Luis.

Incluso, las personas pidieron a las corporaciones de seguridad e instancias encargadas de impartir justicia que no se acercaran a él porque actuarían en su contra; para obligarlos, poncharon la llanta de una patrulla.

Los vecinos informaron que en los últimos días se han suscitado más de diez asaltos en el centro de la ciudad, lo que ha generado la molestia y hartazgo entre los habitantes, más aún porque afirman que “se roban cosas y nunca se da con los responsables, y cuando se localizan, son liberados de inmediato”.

Alrededor de las 18:20 horas las corporaciones hicieron uso de gas lacrimógeno y emitieron disparos al aire, de acuerdo a los pobladores, con el fin de que Luis les fuera entregado y se siga el proceso que corresponda.

Luego de desnudarlo, lo amarraron.

 

 

Relacionadas: