La lucha por el control de plazas |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

La lucha por el control de plazas

Presuntamente las unidades utilizadas por los sicarios para cometer esta matanza aparecieron calcinadas y abandonadas en el puente dos del río Coatzacoalcos.

La lucha por el control de plazas | El Imparcial de Oaxaca

Valentín Díaz

La región sur del estado de Veracruz, es una plaza clave para los grupos delictivos, y por ser zona turística les deja pingües grandes ganancias, por eso los cárteles se han enfrentado de manera violenta, pero han alterado la paz social y se llevan entre las patas a gente inocente, como niños, mujeres y adultos de la tercera edad; cuando ellos en su código de honor no escrito, han publicado a través de las famosas “narco mantas”, que no se meten con la sociedad civil.

Eso fue precisamente lo que sucedió recientemente en la ciudad petrolera de Minatitlán del puerto jarocho, donde un comando armado, arribó a una palapa donde se celebraba una fiesta, pero de repente se oyeron detonaciones de arma de fuego que dejó como resultado, 13 personas muertas en ese momento, lamentablemente un pequeño de meses de edad. Pero más tarde, una más en el hospital, aparte cuatro lesionados entre ellos una mujer.

De este sangriento hecho se desprenden varias versiones; pues se dice que el comando buscaba a una persona que apodan “El Becky”, el cual al parecer se metió a la fiesta para que no lo encontraran, presumiéndose que es propietario de un conocido bar en Minatitlán.

Al dar con él, los sicarios quisieron “levantarlo”, pero los presentes quisieron impedir la acción, lo que provocó la furia de los asesinos que accionaron sus armas con los resultados ya descritos.

Más tarde se supo que las unidades de motor que utilizaron los esbirros, fueron abandonadas y quemadas en el puente Coatzacoalcos dos, probablemente para borrar evidencias de lo sucedido.

La SSPV, emitió un comunicado, dando a conocer los sangrientos hechos y exigió al fiscal general que se avoque a las investigaciones, pero presuntamente este, ha hecho caso omiso o está actuando con pasividad, lo que provoca la desconfianza y la duda en este servidor público.

La sociedad también se extraña que alguna dependencia federal en materia de justicia no haya emitido algún comunicado al respecto, aunque trascendió que las autoridades dicen que se está trabajando en este caso con fuertes operativos para dar con los responsables de este sanguinario hecho.

Hasta el momento no ha habido ningún detenido ni ninguna pista que lleve al esclarecimiento de la masacre, pues todo está hermético, al menos las autoridades facultadas en este caso no han dado a conocer nada en aproximación a los avances.