¡Hampa, se desata en Oaxaca! La ciudadanía queda desamparada |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

¡Hampa, se desata en Oaxaca! La ciudadanía queda desamparada

Con descaro opera delincuencia en la costa oaxaqueña; en tanto la SSP duerme el sueño de los justos

¡Hampa, se desata en Oaxaca! La ciudadanía queda desamparada | El Imparcial de Oaxaca

La desfachatez con la que ahora opera la delincuencia, ha rebasado los límites en la costa Oaxaqueña, en tanto la Secretaría de Seguridad Pública en el estado, duerme el sueño de los justos y parece no importarle el tema.

Así lo denunciaron pobladores de Puerto Escondido, en especial vecinos del fraccionamiento Bacocho, colonos dijeron que están a merced de la delincuencia, debido a que este lugar se ha vuelto una zona roja, luego de los asaltos continuos a transeúntes y negocios, robos domiciliarios, violaciones, ejecuciones y demás hechos violentos.

Los ciudadanos indicaron que ahora los ladrones se han actualizado o al menos así lo han hecho notar en los eventos recientes, las técnicas de robo utilizadas en años anteriores han pasado a la historia, quedando obsoletas.

Antes los ladrones buscaban puertas o techos falsos, incluso se cercioraban que los propietarios del inmueble no estuvieran para ingresar a robarlo o esperaban una hora precisa para actuar, de preferencia en la noche cuando todos descansaban.

Antes los candados, según reportes de las mismas corporaciones policiacas, eran cortados con una cizalla (pinza de corte tipo tenaza que no genera ruido excesivo al cortar y es fácil de trasportar).

Ahora los ladrones se han esmerado en perfeccionar las técnicas utilizadas y algunas de estas son más sofisticadas que las anteriores.

El descaro con el que ahora actúan, también se ha desbordado, pues ahora roban domicilios haya o no haya ocupantes, si reclamas a los delincuentes tus derechos por hurgar tu choza e irrumpir en tu privacidad, simplemente te eliminan.

Refirieron que en los últimos días, en la zona costera se han vivido los robos del siglo y la policía brilla por su ausencia.

En camionetas último modelo, grupos de hasta seis hombres armados con equipo de corte, oxiacetileno o sierras eléctricas, irrumpen en los domicilios o negocios para robarlos, quitando chapas, puertas y demás aditamentos que puedan significar seguridad para un domicilio particular.

Nadie dice nada y nadie lo dirá, pues está de por medio la integridad física de quien abra la boca, aseguraron temerosos. Mientras roban a lo lejos se ve una patrulla que al pasar por la zona prende la torreta, como señal de síganle acá estamos con ustedes.

Los amantes de lo ajeno se tardan más de una hora, se llevan refrigeradores, salas completas, camas y todo lo demás, dejan la casa vacía y nadie dice nada.
El ruido que provocan los equipos utilizados en los robos, se puede escuchar aproximadamente a 150 metros a la redonda, pero nadie dice nada, la hora y la presencia de la Policía no les importa, pues pareciera que están coludidos con ellos y cuando más se les necesita, no aparecen.

Algunos casos de manera anónima se han reportado a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), pero esto pasa desapercibido, tanto para la policía local y estatal, aseguraron ciudadanos. La delincuencia se apodera de la zona y los hechos violentos así lo indican.

Vecinos refirieron que turistas han sido atacadas en el lugar y por temor a represalias prefieren guardar el anonimato y retornar a sus lugares de origen, esto sin formalizar su denuncia.

Asesinatos, robos bancarios se viven de una manera tan normal en el lugar, por mencionar algunos de los hechos violentos ocurridos tan solo en esta semana y que han enlutado la región costera, está el asesinato de un comerciante y un robo a una institución bancaria.

Pidieron a las autoridades correspondientes vigilar la zona de manera continua, ya que hasta el momento esta ha sido nula.

“Somos rehenes del hampa en nuestro propio domicilio” señalaron los inconformes y reclamaron la presencia de agentes policiacos eficientes.
Dijeron que los pocos policías en la zona y con deseos de erradicar a la delincuencia, se han quedado con las ganas de hacerlo debido a la falta de combustible, armamento y patrullas en buenas condiciones, lo que también es competencia de la SSP y hasta el momento ha pasado por alto.

Confiaron en que las autoridades y el gobierno del estado tome cartas en el asunto, para trabajar de manera conjunta y garantizar la seguridad en la región costera. De lo contrario se incrementará la violencia si los propios ciudadanos empiezan a ejercer la justicia por propia mano, hartos de la impunidad e injusticia con que opera el hampa.