Asesinan al jefe de Los Ocho Mil |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Asesinan al jefe de Los Ocho Mil

Jaime M. G. era más conocido en la región como “El Jaimito”.

Asesinan al jefe de Los Ocho Mil | El Imparcial de Oaxaca

Raúl Laguna/Corresponsal

SAN PEDRO POCHUTLA.- A balazos, personas sin identificar, acribillaron la madrugada de ayer al presunto jefe de la banda “Ocho Mil” de Zipolite, a las afueras de una disco en el barrio Roca Blanca; una persona más salió herida.

Reportes policiacos indican que el asesinato ocurrió a las 3:30 horas, en la disco denominada “BangBang”, en el andador “El Bishate”, lugar en el que se encontraba Jaime M. G., conocido en la región como “El Jaimito”, de 27 años de edad, originario de ese destino turístico.

Personas armadas a bordo de una motocicleta de color negra se acercaron a “El Jaimito” y a quemarropa dispararon contra su humanidad.

Ocho impactos de bala perforaron abdomen y pecho de quien fuera el jefe de la banda “Ocho Mil”.

Después de la agresión, los ejecutores se dieron a la fuga.

Elementos policiacos fueron alertados del asesinato e inmediatamente acudieron al lugar, en donde encontraron el cuerpo sin vida de quien dirigía una banda de presuntos delincuentes que por años ha asolado a la población y al mismo turismo que visita el destino de playa nudista.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) fueron notificados del homicidio y se apersonaron a la escena del crimen que ya estaba acordonada por elementos policiacos en donde realizaron las diligencias pertinentes.

En el lugar, agentes investigadores encontraron al menos 10 casquillos del calibre .9 milímetros, los cuales fueron embalados para el esclarecimiento del homicidio.

Después del levantamiento de indicios, los elementos de la AEI ordenaron el levantamiento del cuerpo y su traslado al descanso de una funeraria particular, en donde se le practicó la neurocirugía que determinará la causa de la muerte; del caso, se inició un legajo de investigación por el delito de homicidio.

Durante la agresión, una de las balas se alojó en el cuerpo de una persona que deambulaba por el lugar y resultó herida, siendo trasladada al Hospital General de San Pedro Pochutla, en donde recibe atención médica.

Historial de Jaimito

A finales del mes de noviembre del año pasado, “El Jaimito” fue detenido por elementos de la Policía Estatal Preventiva al encontrarle mariguana entre sus pertenencias.

La detención ocurrió cuando se encontraba en la playa Zipolite en compañía de otras personas con quienes convivía.

La revisión se realizó porque Jaime se mostró nervioso; se le encontró el enervante y fue asegurado, trasladándolo ante la autoridad correspondiente.

Después de su detención, “El Jaimito” salió libre en unos días posteriores.

Violación

En el mes de abril de 2014, elementos de la AEI comisionados en Puerto Ángel, Pochutla, lograron la detención del jefe de la banda delictiva denominada “Ocho Mil”, la cual opera principalmente en la playa de Zipolite, por el delito de violación, en agravio de una vecina del lugar.

Después de tener atemorizada a la comunidad de Zipolite, junto con su banda formada por jóvenes de la misma agencia municipal, agentes investigadores lograron la detención de “Jaimito”, quien el pasado 31 de marzo del 2014 violó a una empleada del hotel “Liobán”, ubicada en la playa principal de Zipolite.

A pesar de tener varias denuncias y averiguaciones previas en su contra por diversos delitos, además de otras fechorías que cometió en el destino turístico y que no fueron denunciadas por temor a represalias, los elementos de la AEI lograron su detención cuando se encontraba en un grupo de Alcohólicos Anónimos.

Trasciende que existen diversos expedientes o legajos de investigación en contra de Jaime por lesiones, asalto, robo, asesinatos, entre otros.

Al menos un año, Jaimito permaneció recluido en una penitenciaría, ya que debido a que un juez observó anomalías en el expediente obtuvo su libertad.