"María del Sol fue enviada a Juchitán contra su voluntad": Soledad Jarquín
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

“María del Sol fue enviada a Juchitán contra su voluntad”: Soledad Jarquín

La escritora, Premio Nacional de Periodismo 2006, expresó que su hija tenía miedo de perder su trabajo, por lo cual accedió a realizar esta cobertura

“María del Sol fue enviada a Juchitán contra su voluntad”: Soledad Jarquín | El Imparcial de Oaxaca

A sus 27 años de edad, María del Sol Cruz Jarquín fue asesinada por estar en el lugar y momento que no le correspondían.

Apenas en enero había asumido el área de comunicación social de la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), pero hace un mes fue comisionada a cubrir una campaña política en Juchitán de Zaragoza: el noveno municipio más violento del país.

La comunicadora, de carácter amable y cortés, hija de la periodista y Premio Nacional de Periodismo 2006, Soledad Jarquín Edgar, aceptó esa comisión por miedo a perder su trabajo. Fue enviada a la campaña del candidato a la presidencia municipal de Juchitán, Hageo Montero, hermano del titular de la SAI, Francisco Montero.

La madrugada de este sábado, fue asesinada junto con la candidata a segunda concejal del ayuntamiento de Juchitán, Pamela Terán, integrante de la planilla de Hageo Montero, por la coalición PRI-PVEM-PANAL. En este ataque, murió también el chofer de la camioneta donde se transportaban.

Soledad Jarquín, madre de la joven, recordó que María del Sol viajaba de manera constante desde hace un mes de la ciudad de Oaxaca a Juchitán, mientras preparaba material para el candidato.

“Mamá, fíjate que me mandan para allá”, fueron las palabras que recordó la periodista cuando su hija le platicó de su asignación, a unos meses de haber sido contratada como titular de Comunicación Social de la dependencia.

“Ella prácticamente fue contra su voluntad, pero ella es una chava muy entrona y luego luego se adapta, hace las cosas y miles de amigos. Ella se acomoda a las cosas y es feliz en su trabajo y en lo que hace”, señaló.

Vía telefónica, desde Juchitán de Zaragoza, a donde se trasladó de manera inmediata, Soledad Jarquín aseguró que siempre mantenía comunicación con su hija que también era videasta y fotógrafa.

“Anoche seguramente decidieron salir a divertirse, era una muchacha sumamente alegre y era imposible decirle que no se moviera porque era peligroso. Mi hija decía que se podía cuidar, pero estaba en el lugar con una candidata… y la asesinaron”, expuso.

Soledad Jarquín señaló que a petición de su hija, por miedo a perder su empleo, no denunció que fuera enviada a otras funciones y sin viáticos.

La periodista pidió que la justicia se aplique porque su hija apenas estaba empezando y tenía muchas ilusiones. “Tenía una vida por delante y que por nada, y en un minuto, se la quitaron”.

Así también, convocó a los periodistas y comunicadores a una huelga de brazos caídos, al considerar que no se puede seguir en “este terreno si no tenemos seguridad”.

Hace unos meses, María del Sol colaboró con fotografías en la elaboración del libro de Soledad Jarquín: “La otra mirada, Periodismo de género en Oaxaca”, donde muestra el trabajo de las periodistas oaxaqueñas y los obstáculos a los que se enfrentan.

 

 

Relacionadas: