Último adiós a polícia vial asesinado en Tuxtepec, Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Último adiós a polícia vial asesinado en Tuxtepec, Oaxaca

El féretro arribó a las oficinas centrales de la policía vial, ubicadas en avenida ferrocarril, en una carroza de color blanco hicieron pase de lista y le montaron guardia de honor

Último adiós a polícia vial asesinado en Tuxtepec, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Compañeros del elemento caído se reunieron para darle el último pase de lista, luego que muriera en cumplimiento de su deber.

Los restos mortales de Guillermo A. de 49 años de edad, asesinado en Tuxtepec, fueron trasladados a San Agustín en Etla, para ser sepultado por sus seresqueridos.

A las 15:05 horas de ayer, el féretro arribó a las oficinas centrales de la Policía Vial, ubicadas en Avenida ferrocarril, en una carroza de color blanco.

Le montaron guardia de honor y el cuerpo ingresó a la explanada que se había acondicionado para ello.

La ceremonia dio inicio y en su discurso de José Guzmán, director de la corporación dijo que, con la responsabilidad encomendada a la corporación de brindar seguridad al país, quienes la cumplen con honestidad y lealtad están expuestos a todo, ya que el mundo y nuestro estado no se escapa de la violencia, en donde hombres sin sentido humano merodean a quienes tienen la tarea delicada de la seguridad y los pueden atacar, como ocurrió con el agente vial Guillermo.

Pertenecer a la Secretaría de Seguridad Pública, en donde la responsabilidad encomendada es cuidar a todos los ciudadanos en la calle, es peligroso, dijo el funcionario.

Debido a que es una labor delicada, llamó a los policías viales a conducirse con responsabilidad y estar alertas, “esto no es un juego” dijo, “es una tarea delicada y debemos estar alertas”.

Los agentes de vialidad reunidos en las oficinas centrales, dieron el último adiós a su compañero caído, con un pase de lista en compañía de sus dos hijas, esposa y familiares del finado.

José Guzmán, aseguró que ninguna palabra llena ese vacío que quedó tras la partida de Guillermo, sólo le rogamos y le pedimos a Dios que lo tome de la mano y que le un espacio al lado de él, pero sobre todo que le conduzca por el camino de la vida eterna.

El Director refirió que el difunto era un excelente compañero. Era paciente, con carácter y humilde. Buen elemento, dijeron quienes lo conocieron.
Por desgracia esa es nuestra ruta en esta institución cuando andamos uniformados y corremos peligro en todo momento.

Debemos estar alerta, los que andan haciendo esto en la calle, como le hicieron a Memo, no tienen corazón. El funcionario mandó un mensaje de condolencia, a los presentes y familiares del occiso, de parte del gobernador del estado y del secretario de Seguridad Pública, dijo que lamentan lo ocurrido.

Este es el camino que tenemos que recorrer, es una labor peligrosa, pero aceptó que es una tarea encomendada por el gobernador del estado y una labor que exige la misma sociedad.

Vamos a extrañar a Memo, quien murió en cumplimiento de su deber, como él muchos más compañeros han partido de igual manera.
Finalmente José Guzmán pidió el descanso en paz para Guillermo, y concluyó diciendo, “cuando somos convocados por Dios, nadie pude disponer otra cosa, te adelantaste eso es todo. Pronta resignación a los familiares.

Antes de terminar el homenaje y último pase de lista una niña, hija del agente muerto, cruzó la explanada, en la mano sujetaba fuerte una foto de su padre y en la otra mano llevaba una margarita.

Con la mirada cabizbaja se fue a sentar en el piso y hasta el otro extremo de la explana se le quedaba viendo fijamente a la foto de su padre y le daba pequeños golpecitos con la flor como si con ello quisiera despertar de esa cruel pesadilla.

Quería que alguien le explicara qué era lo que pasaba, ayer su padre dirigía el tránsito, ahora él era parte del tránsito que se formaba a su paso para el darle el último adiós.

Antecedente

Fue alrededor de las 11:15 horas, cuando a decir de algunos testigos, el oficial de la policía vial del estado, Guillermo A., ya realizaba su recorrido a pie por el boulevard Benito Juárez, justo frente al hospital del Seguro Social, buscando la manera de evitar que los vehículos se estacionaran en doble fila o simplemente que no fueran estacionados por durante horas en ese lugar, obstaculizando la circulación de los automóviles, que circulan en dirección al puente Tuxtepec.

De pronto dos sujetos armados con pistolas, se acercaron al agente y sin mediar palabra alguna comenzaron a dispararle en más de ocho ocasiones hasta dejarlo mal herido, con al menos dos impactos en la cabeza y otros más en el cuerpo; los sicarios huyeron del lugar ante la mirada atónita de los presentes, mientras el agente quedaba tendido en el pavimento desangrándose, muy cerca de allí, otra persona se quejaba a gritos, ya que fue parte del daño colateral de este ataque armado, al recibir un impacto de bala.

Personas que atestiguaron estos hechos, así como personal del hospital del Seguro Social, ingresaron a la clínica al oficial policiaco, así como a la persona civil lesionada, para brindarles la atención médica necesaria, sin embargo, minutos después por la gravedad de las lesiones que presentaba el agente dejó de existir, provocando con ello la preocupación y tristeza del resto de los agentes adscritos a esta demarcación.

Mientras tanto en las afueras del nosocomio, en el lugar del ataque, personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, Policías Estatales y personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, se hicieron presentes para tomar conocimiento; fueron recogidos en el lugar al menos 9 cartuchos percutidos al parecer calibre .9mm, mismos que fueron agregados al legajo de investigación que fue iniciado en torno a este homicidio.