Identificados, dos de los muertos que amarraron en Matías Romero
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Identificados, dos de los muertos que amarraron en Matías Romero

Los cadáveres fueron hallados el pasado viernes, semidesnudos y con las manos atadas a la espalda, con varios impactos de bala

Identificados, dos de los muertos que amarraron en Matías Romero | El Imparcial de Oaxaca

Dos de los tres hombres localizados sin vida y atados de pies y manos frente al panteón de la agencia La Cumbre, en Matías Romero, fueron identificados, confirmaron autoridades de la Vicefiscalía Regional del Istmo.

Uno de los cadáveres fue reconocido como el de Jesús P.C., de 28 años de edad, originario de la Agencia municipal de Los Ángeles.

Otro fue identificado como José M.C., de 55 años, vecino de Jesús Carranza, Veracruz.

Según las autoridades, no se tiene una línea firme para la investigación, pero se contempla que pueda tratarse sobre un posible ajuste de cuentas, derivado de múltiples asaltos y robo, así como abigeo.

“Sobre el robo de ganado los lugareños se han quejado en varias ocasiones ante las autoridades”, indicó un oficial.

Por ello, el Ejército Mexicano supuestamente mantiene patrullaje en la zona, sin embargo, se dio esta triple ejecución.

“Podría ser que estas personas fueron ejecutadas en otra lugar y los vinieron a tirar, falta por identificar a la otra persona, de lo contrario se iría a la fosa común”, añadió la fuente.

Los cadáveres fueron hallados el pasado viernes, semidesnudos y con las manos atadas a la espalda, con varios impactos de bala a un costado de la carretera federal, cerca de los límites entre los estados de Oaxaca y Veracruz, en las inmediaciones de la agencia municipal de La Cumbre y el sitio conocido como La Istmeña.

Un reporte telefónico alertó a las corporaciones de seguridad pública sobre el descubrimiento, aunque al principio se mencionaban sólo dos cuerpos sin vida entre la maleza, pero al arribar elementos policiacos del Quinto Sector Palomares, encontraron a tres cadáveres con impactos de bala de grueso calibre.

Uno de los ejecutados tiene tatuado el nombre de Víctor Jesús y muestra claras huellas de tortura, indicaron ese día.