En líos por ocultar huachicol entre piñas en Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

En líos por ocultar huachicol entre piñas en Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca

De acuerdo con policías, al circular a la altura del camino de terracería que conduce a la comunidad de Agua Escondida, se visualizó una camioneta Ford F150 de color café, la cual iba cargada de piñas.

En líos por ocultar huachicol entre piñas en Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En las próximas horas un juez determinará la situación jurídica de un hombre que además de piñas transportaba hidrocarburo.

El aseguramiento se logró en Acatlán de Pérez Figueroa, sobre la carretera local tramo Acatlán- Las Maravillas.

De acuerdo con policías, al circular a la altura del camino de terracería que conduce a la comunidad de Agua Escondida, se visualizó una camioneta Ford F150 de color café, la cual iba cargada de piñas.

Supuestamente, al momento en que el chofer notó la presencia policial, imprimió mayor velocidad, metiéndose a un camino de terracería.

Ante esta actitud los uniformados lo persiguieron, interceptándolo metros adelante a la vez que por medio de comandos verbales se le solicitó detener la marcha.

Al conductor, quien se identificó como Seferino, de 35 años, vecino de la comunidad Buenos Aires, Acatlán, se le indicó que se le realizaría una inspección física a su unidad de motor.

Se le pidió además que mostrara los documentos de la camioneta para cotejarlos, pero el hombre se puso nervioso, lo que llamó más la atención de los oficiales, quienes iniciaron una revisión a la carga que llevaba en la unidad.

Es así como se descubrió que de abajo de las piñas sobresalía un pedazo de plástico color negro, por ello se le pidió al sospechoso que descubriera las piñas y moviera unas para revisar abajo del hule, logrando descubrirse que en el fondo de la batea transportaba 10 galones con capacidad de 50 litros cada uno, llenos de combustible de dudosa procedencia.

Aunado a esto, los oficiales habían detectado un fuerte olor a un líquido conocido como hidrocarburo, por lo que se le informó que sería puesto a disposición de la autoridad ministerial, para que resuelva su situación jurídica.

La policía destacó que, se le realizó la lectura de derechos correspondientes y se le llevó a revisión médica.