Esperan sentencia tres en Miahuatlán |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Esperan sentencia tres en Miahuatlán

De acuerdo con algunas versiones, la menor agredida fue confundida con una vecina, a quien realmente pretendían plagiar los sujetos

Esperan sentencia tres en Miahuatlán | El Imparcial de Oaxaca

Luego del cierre de instrucción y la formulación de conclusiones, en los próximos días, el juez Segundo Penal sentenciará absolutoria o condenatoriamente a Amado Fernando, alias “El Mamado”; Jesús D., alias “El Chucho” y Gelasio Gerardo, alias “El Gelatinoso”, los cuales están internos en la Penitenciaría de Miahuatlán de Porfirio Díaz, por su presunta responsabilidad por la comisión de los delitos de violación tumultuaria y secuestro agravado en perjuicio de una niña de 13 años de edad.

La acusación

En el expediente penal 140/2012 se encuentra la denuncia de la agraviada, en la cual reveló que el 22 de agosto de 2012, ella salió de su domicilio ubicado en Pueblo Nuevo, con la finalidad de trasladarse a su escuela secundaria, situada en la colonia San Isidro.

Eran 20 para las 7 de la mañana cuando caminó sobre calle Lago Chapultepec, en tanto esperaba que un mototaxi se apareciera y la acercara a su centro de estudios.

Repentinamente, ella fue abordada por un hombre que portaba gorra, mismo que la obligó a caminar hacia una camioneta marca Ford.

“Acompáñame a la camioneta”, ordenó el hombre, al mismo tiempo que le ponía el cañón de una pistola en el abdomen.

 Fue así como la niña fue subida a empellones a la unidad y trasladada a un despoblado.

Ahí, la agraviada fue cuestionada sobre su nombre y su dirección.

La menor reveló que a la que querían secuestrar los hombres era a su vecina, no a ella.

A pesar de esta situación, los hombres la obligaron a desnudarse; fue así como los implicados en el plagio abusaron de ella sexualmente.

Posteriormente, la menor de edad fue llevada a una casa de seguridad, sitio donde la mantuvieron tres días, en los cuales, los plagiarios abusaban de ella cada vez que querían.

En ese lapso, los secuestradores se pusieron en contacto con un hermano de la perjudicada, a quien le exigieron un pago de dos millones de pesos para su liberación.

Durante la negociación, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones del entonces grupo de Antisecuestros, intervinieron y asesoraron a la familia.

Finalmente, el pago por el rescate quedó en 101 mil pesos, los cuales fueron llevados a unos metros del puente peatonal de Tlacolula de Matamoros y la gasolinera.

La madrugada del 25 de agosto, la menor de edad fue bañada con agua fría y vestida con ropa que no era de ella, a excepción de un pants escolar. A las 5:30 horas de ese día, la agraviada fue abandonada en una solitaria y oscura calle de Brenamiel, cerca del tianguis de autos.

Agregó que ella tomó un taxi que le cobró 80 pesos a su casa y posteriormente con su familia se trasladó ante un agente del Ministerio Público para denunciar el caso.

Tras las investigaciones se estableció que Rusty, alias “El Drusti”; Amado Fernando, alias “El Mamado”; Jesús, alias “El Chucho” y Gelasio Gerardo, alias “El Gelatinoso”, estaban implicados en el secuestro y violación tumultuaria, es por ello que se libraron las respectivas órdenes de aprehensión, por ello los tres últimos mencionados ya se encuentran presos en el penal de Miahuatlán, bajo proceso penal.