Precandidato a diputado de Oaxaca prefiere callar ante juez por el delito de lesiones |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Precandidato a diputado de Oaxaca prefiere callar ante juez por el delito de lesiones

En la diligencia realizada ayer, el indiciado por medio de su defensa, solicitó la ampliación del término constitucional por otras 72 horas

Precandidato a diputado de Oaxaca prefiere callar ante juez por el delito de lesiones | El Imparcial de Oaxaca

Saúl Ulises Cortés Maldonado, secretario del Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales de Salud (SITyPS) y precandidato a diputado, luego de exhibir cinco mil pesos como fianza, se reservó el derecho a declarar acusado de lesiones en agravio de un empleado administrativo.

En la diligencia realizada ayer, el indiciado por medio de su defensa, solicitó la ampliación del término constitucional por otras 72 horas.

Lo acusan de que el 28 de noviembre de 2014, a las 13:40 horas, se encontraba en una oficina situada en cale Álamos, número 330 de la colonia Reforma.

Agregó que al estar con sus compañeros en la antesala de la segunda planta en espera del asesor jurídico, al sitio arribó Saúl Ulises, quien se le acercó y comenzó a insultarlo. Lo amenazó de muerte, así como a su familia; enseguida, lo golpeó con el puño cerrado en los genitales y siguió con los insultos.

No conforme con eso, dijo, Saúl Ulises con las dos manos le apretó los genitales y le dio un jalón hacia abajo.

Agregó el agraviado que, él pidió que lo soltara, pues sintió un intenso dolor.

Enseguida, Saúl Ulises poco a poco comenzó a jalarlo hacia la salida de la oficina, además de continuar con las amenazas y exigirle que: “se fuera del lugar”.

“No sabes con quién te metes, no sabes quién soy, tengo muchas influencias y, la autoridad ni tú pueden hacerme nada, denúnciame si quieres, se dónde vives, te voy a matar y te voy a botar fuera de la ciudad para que nadie te encuentre”, le gritó supuestamente Saúl Ulises al perjudicado antes de salir.

Consignada la averiguación previa y ejecutada la orden de aprehensión, el indiciado pagó fianza para salir bajo caución.