Escándalo en Miahuatlán |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Escándalo en Miahuatlán

Patrulla de la Policía Vial conducida por el delegado, en evidente estado de ebriedad, embiste un auto estacionado

Escándalo en Miahuatlán | El Imparcial de Oaxaca

Daños materiales a un vehículo estacionado y la detención del delegado de la Policía Vial en Miahuatlán, quien conducía en estado de ebriedad, fue el resultado de un choque entre una patrulla estatal contra el auto particular.

El incidente ocurrió alrededor de las 20:30 horas, al impactarse el vehículo oficial contra el automóvil estacionado en el camellón de la carretera federal 175.

Vecinos del entronque de la carretera federal con la calle Tamarindo, al escuchar el fuerte estruendo, salieron de sus viviendas para investigar lo que había pasado.

Sorprendidos, los vecinos, incluidos algunos miembros del partido Morena, quienes se habían reunido en una casa cercana, observaron a la patrulla estatal 2091 asignada a la Policía Vial Estatal, pues se había impactado contra la parte trasera de un vehículo marca Nissan, tipo Tsuru que estaba estacionado sobre el camellón de la carretera.

El dueño fue alertado por los vecinos, quien salió de inmediato de su domicilio y observó los daños que le causaron al automóvil, ya que ante el golpe, quedó destrozado en la parte trasera.
Algunos participantes de la reunión retuvieron a los ocupantes de la patrulla, incluido a Miguel Ángel López, delegado de la Policía Vial en Miahuatlán, quien, en estado de ebriedad, conducía el vehículo oficial.

Al tratarse de uniformados, la situación se volvió tensa, ya que los vecinos, bastante molestos, reclamaron al delegado que fuera tan irresponsable y condujera ebrio.

Le recordaron, precisamente, que hace unos días, la corporación a su cargo inició operativos viales, precisamente para identificar y sancionar irregularidades como la que cometió este funcionario.

Los vecinos forcejearon con los elementos de la Policía Vial que acompañaban al delegado, porque en algún momento intentaron escapar.

Además, se resistían a que elementos de la Policía Municipal, que llegaron después de ser avisados del accidente, se los llevaran detenidos, porque admitieron que desconfiaban de ellos y pedían la intervención de la Policía Federal, por tratarse de un tramo de su jurisdicción.

Al final, el delegado fue esposado y llevado a los separos de la Policía Municipal.

Al cierre de la edición, la Policía Vial del estado no ha emitido su postura ante esta situación.

Se esperaba que el elemento policiaco pagara los daños causados al particular así como al patrimonio estatal.