Pide que le reduzcan condena de 40 años de prisión, mujer que asesinó a su hijo inyectándolo con thiner | Policiaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Pide que le reduzcan condena de 40 años de prisión, mujer que asesinó a su hijo inyectándolo con thiner

La sentenciaron a 40 años en prisión por el delito de homicidio calificado con las agravantes de premeditación, ventaja, alevosía y traición en agravio de su hijo

  • Pide que le reduzcan condena de 40 años de prisión, mujer que asesinó a su hijo inyectándolo con thiner
  • Pide que le reduzcan condena de 40 años de prisión, mujer que asesinó a su hijo inyectándolo con thiner
  • Pide que le reduzcan condena de 40 años de prisión, mujer que asesinó a su hijo inyectándolo con thiner
  • Pide que le reduzcan condena de 40 años de prisión, mujer que asesinó a su hijo inyectándolo con thiner
  • Pide que le reduzcan condena de 40 años de prisión, mujer que asesinó a su hijo inyectándolo con thiner
Le inyectó thiner, gasolina, lo estranguló y después se deshizo del cuerpo, al que tiró en un monte.

Luego de ser sentenciada por el juez quinto Penal, a 40 años en prisión por el delito de homicidio calificado con las agravantes de premeditación, ventaja, alevosía y traición en agravio de su hijo, Daniela por medio de su defensa apeló a dicha condena, esto, con la finalidad de que magistrados del Tribunal Superior de Justicia del estado resuelvan y pueda recibir una reducción de pena.

Trascendió que, en la sentencia dictada en agosto de 2017, también fue condenada al pago de 78 mil 210 pesos por reparación del daño.

En el expediente penal 56/2008 se establece que, el 19 de marzo de 2008, una llamada se recibió en la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de parte de la señora Luisa y su hija, quienes alertaron a elementos de la entonces Policía Ministerial del Estado.

Ambas mujeres referían que “se encontraban sumamente preocupadas, ya que tenían varios días que no veían al niño Daniel, de 5 años de edad, a pesar de que frecuentaban a su madre, Daniela”.

Fue por ello que los agentes se trasladaron hacia un domicilio situado en la colonia Álamos, perteneciente al municipio de Santa Lucía del Camino, Oaxaca.

Ahí los agentes se entrevistaron con Daniela, en ese entonces de 26 años de edad, originaria de San Pedro Quiatoni, Tlacolula.

Durante un interrogatorio, la mujer denotó nerviosismo, a la vez que refería que su hijo estaba en casa de un familiar.

Sin embargo, luego de verse presionada, la mujer relató lo sucedido.

La confesión

Según agentes ministeriales, Daniela, refirió que era madre soltera; además que su último trabajo era como auxiliar administrativo en un conocido colegio de paga.

Con lágrimas en los ojos, la mujer relató que había matado a su hijo; esto causó gran expectación entre los investigadores, quienes hicieron que se sintiera en confianza y terminara su relato.
Daniela refirió supuestamente que: “ya no quería a su hijo, lo detestaba ya que quería más a su abuela y a ella no le hacía caso”.

Esto derivaba que lo maltratara frecuentemente.

Supuestamente a principios de marzo, el niño fue junto con su abuela materna -Luisa – hacia el Distrito Federal; sin embargo, días después fue por él “ya que sentía celos”, pues a ella no le hacían caso; asimismo, sintió más odio hacia su hijo ya que el menor refería que: “su verdadera mamá era Luisa”.

A pesar de que el menor de edad no quería regresar, fue obligado por su madre; por ello arribaron a ésta capital.

El crimen

Según la mujer, el 12 de marzo de ese año, alrededor de las 04:00 horas, decidió poner fin a la vida de su hijo, supuestamente porque no quería verlo sufrir ya que no tenía como mantenerlo; además porque sentía odio hacia él.

Daniela tomó una jeringa y la llenó de thiner, enseguida inyectó a su hijo en un glúteo.

Al ver que no se moría, lo inyectó tanto en la espalda como en el brazo.

No conforme con eso, realizó una mezcla de gasolina con raticida – veneno para ratas- y lo volvió a inyectar.

El menor de edad se quejaba tanto que Daniela desesperó, lo tomó del cuello y comenzó a estrangularlo, a la vez que le encajaba las uñas en el cuello.

Al ver el cuerpo inerte del menor de edad, la mujer tomó una bolsa de color negra – de las que se ocupan para guardar la basura- enseguida metió el pequeño cuerpo y lo subió al parecer a un vehículo.

Abandona el cuerpo

Eran entre las 09:00 y 10:00 horas del 12 de marzo cuando la mujer, auxiliada por su pareja, el taxista Horacio, recorrió por varios caminos rumbo a las presas de Huayapan.

Sin embargo, al ver que había gente decidió seguir su marcha rumbo a ésta comunidad.

Fue en una curva, a la altura del kilómetro 186+800; entre las comunidades de El Punto Ixtepeji y La Cumbre, Ixtlán de Juárez, cuando la ama de casa se orilló del lado derecho de la carpeta asfáltica.

Según Daniela, cargó el pequeño cuerpo y bajó el monte.

Debido a lo agreste de la zona, la mujer solamente bajó aproximadamente 50 metros.

Enseguida tiró el cadáver de su hijo debajo de varios árboles y lo cubrió con hojarasca.

Tras el crimen, la mujer subió y se dio a la fuga; luego siguió con su vida rutinaria.

El hallazgo

Al escuchar las palabras frías de la mujer, los agentes exigieron a la despiadada mujer que los llevara al lugar indicado, por ello un convoy de elementos ministeriales, peritos de la Procuraduría y el agente del Ministerio Público adscrito a la Policía Ministerial del Estado se constituyeron al dicho sitio.

Ahí, se realizaron las respectivas diligencias, la representación social dio fe del cuerpo, el cual ordenó que se llevara al anfiteatro de ésta ciudad.

Tras la autopsia, peritos médicos forenses del entonces Consejo Médico Legal determinaron que la muerte de Daniel Núñez Santiago se debió a asfixia por estrangulación manual.

El arraigo

Debido al crimen y a que la mujer constantemente cambiaba su versión de lo sucedido, la representación social solicitó a un Juez Penal que librara una orden de arraigo.

El 18 de abril de 2008, el juez quinto Penal libró la respectiva orden de aprehensión, es por ello que el 19 de abril de ese año, le fue ejecutado dicho mandato, motivo por el cual Daniela, fue interna primero en la Penitenciaría Central, pero después fue trasladada al Centro Penitenciario Femenil en Tanivet, Tlacolula, Oaxaca.

Luego de un largo proceso, el Juez cerró instrucción, por lo que el representante social formuló conclusiones. Realizada la audiencia final, Daniela fue sentenciada a 40 años en prisión en septiembre de 2016.

Sin embargo, tras apelar a la condena, magistrados de la Tercera Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, resolvieron el toca penal 54/2017 y ordenaron –el 4 de julio de 2017- la reposición del procedimiento.

Luego de realizadas las diligencias faltantes, se llevó la audiencia final el 2 de agosto de 2017, luego, el ama de casa fue sentenciada a 40 años en prisión.

Ahora, luego de esta condena, Daniela por medio de su defensa volvió apelar a la condena, con la finalidad de buscar una reducción de pena.