Sentencia por robo calificado en Oaxaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Policiaca

Sentencia por robo calificado en Oaxaca

Atracó a una comerciante dedicada a la venta de periódicos y revistas

Sentencia por robo calificado en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Jorge Albino, conocido como El Coreano, fue sentenciado por el juez segundo penal a dos años, siete meses y un día de prisión por su responsabilidad en la comisión del delito de robo calificado con violencia moral a las personas en perjuicio de una comerciante dedicada a la venta de periódicos y revistas; sin embargo, se le dio por compurgada la condena.

Además, fue condenado al pago de 11 mil 647 por reparación del daño y al pago de 7 mil 334 por multa.

En el expediente penal 91/2016 se encuentra la denuncia de la agraviada, quien relató que, el 8 de noviembre de 2014, alrededor de las 13:00 horas, se encontraba en su negocio Distribuidora de Periódicos y Revistas, ubicado sobre calzada Madero, número 543 del barrio El Exmarquesado, centro Oaxaca.

Agregó que se encontraba en compañía de tres repartidores, la cajera y una contadora.

A las 13:40 horas, cuando estaba en su oficina, escuchó que una persona gritaba: “no hagan nada, no griten”, al mismo tiempo que mostraba un arma de fuego que tenía en la cintura.

Debido a ello, los demás empleados obedecieron las órdenes, por lo que Jorge Albino se dirigió hacia la caja y robó un teléfono celular, así como 11 mil 647 pesos producto de la venta de dos días.

“Esto les pasa por pasarse de ver…”, posteriormente depositó el botín en una bolsa color negro de plástico, salió del establecimiento y se dio a la fuga a bordo de un taxi.

Posteriormente los agraviados cerraron el negocio y llamaron a la policía.

Más tarde, la agraviada denunció el caso ante un agente del Ministerio Público y se realizó el retrato hablado.

Consignada la averiguación previa, se libró la respectiva orden de aprehensión, por ello Jorge Albino quedó a disposición del juez segundo Penal.

Tras el cierre de instrucción, la formulación de conclusiones y la audiencia final, el indiciado fue sentenciado a dos años, siete meses y un día en prisión, pero se le dio por compurgada la pena.

Otra sentencia

Jorge Albino, fue sentenciado en marzo de 2017, por el Juez Cuarto Penal a cuatro años y seis meses en prisión por su responsabilidad en la comisión del delito de robo calificado con violencia moral a las personas en perjuicio de una empresaria ferretera.

Además, fue condenado al pago de nueve mil 565.50 pesos por multa y al pago solidario (con los otros procesados) de 500 mil pesos por reparación del daño.

En el expediente penal 85/2015 se encuentra una supuesta confesión de uno de los implicados en el robo, de nombre Ulises, mismo que reveló que, en octubre de 2014 le presentaron a una joven llamada Janet misma que, le dijeron, le gustaba la buena vida, el dinero y que podía vivir con ella.

Fue así como comenzaron una relación amorosa, pero al cumplir un mes, ella lo invitó a un “trabajito”.

Ella le explicó a Ulises que se trataba de realizar un robo contra una empresaria que tiene una refaccionaria en la calle Trujano y que vive en la calle Francisco Zarco de la colonia Libertad.

Dijo que ya sabía todos sus movimientos, que ya la habían vigilado perfectamente y tenían un itinerario.

Debido a ello, Ulises se interesó, por lo que planearon el robo en diciembre de 2014.

Entre los implicados se encuentra Jorge Albino, quien se encargaría de esperarlos delante de la casa donde entrarían a robar.

Janet era la encargada de seguir a la empresaria de su negocio hasta su vivienda y dar aviso cuando estuviera cerca de la misma.

Juan, vigilaría la puerta principal durante el robo, así como Ulises y Nicolás, serían los encargados de portar armas 9mm y amagar a las empleadas domésticas y a la empresaria.

El 17 de diciembre de 2014, los implicados hicieron –cada quien- la parte asignada-.

Es por ello que, cuando la empresaria abrió la puerta automática, Ulises entró con el arma en mano y amagó a una empleada doméstica.

Enseguida entró la empresaria, misma que fue encañonada en la cabeza.

Nicolás se encargó de someter a las otras empleadas a quienes ató de manos hacia atrás.

La empresaria fue amenazada con un secuestro, pero le dijeron que podían arreglarlo si ella accedía a entregarles dinero.

Al temer por su vida, la mujer empresaria le dijo a Ulises que ella tenía una fuerte cantidad de dinero en su habitación, precisamente en su closet.

Ulises subió y con unos guantes tomó joyas, así como diversos fajos de billetes, los cuales guardó en una mochila.

En ese momento sonó una alarma, motivo por el cual corrió, le dio un golpe con el arma en el pecho a la empresaria y junto con sus compinches subieron a un vehículo marca Volkswagen, tipo Jetta, color azul, propiedad de Jorge Albino.

Posteriormente, se trasladaron a una casa de seguridad ubicada en el fraccionamiento Los Cántaros, ubicada en la colonia Mi Ranchito, Santa Cruz Xoxocotlán, sitio donde se repartieron el botín.

Tras el robo violento, la empresaria denunció el caso y elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) realizaron sus indagatorias, es por ello que lograron la captura de cada uno de los implicados.

El 10 de julio de 2015, se le ejecutó la orden de aprehensión a Jorge Albino, mismo que fue llevado a la Penitenciaría de Miahuatlán de Porfirio Díaz y el 16 de julio, el Juez Cuarto Penal le dictó auto de formal prisión.

Tras un largo proceso penal, finalmente Jorge Albino fue sentenciado a cuatro años y seis meses en prisión.